El hijo de Laura

Estela de CarlottoAyer una noticia resonó a última hora de la tarde en la letanía de la Memoria Histórica española. Esa noticia venía de Argentina. La presidenta de la asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, había encontrado a su nieto después de 37 años de búsqueda. Esa búsqueda comenzó en 1977, cuando la hija de Estela fue secuestrada embarazada y devuelto su cuerpo sin vida a su madre en 1978. Entre medias torturas, vejaciones y un parto. El de Guido, como Laura llamó a su hijo antes de que la hiciera desaparecer para siempre. Hoy se llama de otra manera y ha encontrado a sus orígenes al tener sospechas y someterse a unas pruebas de ADN. A diferencia de los niños robados en el franquismo y postfranquismo en España, los bebes de Argentina, sus padres y abuelos cuentan con el apoyo institucional del Gobierno y gracias a eso podemos estar celebrando la recuperación del nieto 114.

Aún quedan muchos y seguro que esta noticia no hará más que redoblar las energías de Estela, una maestra de 83, años seguirá buscando a los nietos de sus compañeras. Eso fue lo que vi en sus ojos cuando viajó a Madrid y tuve la oportunidad de entrevistar, conocer y escuchar en el Congreso de Jurisdicción Universal de Fibgar. Pude hablar con ella del camino recorrido, del papel de reparación que asociaciones como la que preside tienen en Argentina y de los casos similares que existen en España con el pesado lastre de las décadas que han pasado aquí sin resolverse.

Una carambola del destino hizo que este anuncio coincidiera con el aniversario en España de la ejecución de las llamadas 13 rosas. Ellas simbolizan las mujeres españolas que sufrieron la represión por tener un familiar republicano, por sus ideas, por no someterse o simplemente por ser denunciadas. De esta manera el franquismo golpeaba el sustento de una sociedad que se negaba a rendirse. Y allí, en la cárcel, padecieron hambre, suciedad, humillaciones, parieron y, muchas de ellas fueron ejecutadas. Que esos bebés fueran devueltos a sus familiares era una lotería.

bebés robadosY aún son muchos los que siguen sospechando en España que sus padres no les contaron la verdad del todo. Y muy pocos los que dieron el paso de hacerse las pruebas de ADN, en parte por el enorme esfuerzo económico que representa y por la inexistencia de un censo que recoja los más de 30.000 casos que se sospecha que existieron.

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s