‘Commander Arian’: las guerrilleras kurdas que luchan por todas las mujeres del mundo

Publicado en El Asombrario


La cineasta catalana Alba Sotorra recorre el mundo con el documental ‘Commander Arian’, “una historia de mujeres, guerra y libertad”, en el que narra la lucha de las YPJ (Unidades Femeninas de Protección) contra el Daesh, la liberación de las esclavas sexuales de los islamistas y la construcción de una nueva sociedad igualitaria. Una lucha desde Siria por todas las mujeres del mundo. Recientemente asistimos a su proyección en Madrid, organizada por Naciones Unidas y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

Sigue leyendo “‘Commander Arian’: las guerrilleras kurdas que luchan por todas las mujeres del mundo”

Esther Vivas: mamás feministas, desobedientes, insumisas y rebeldes

Publicado en El Asombrario

La periodista y activista por la soberanía alimentaria Esther Vivas publica ‘Máma desobediente’ (Capitan Swing), un ejercicio para ver “el corsé que nos impone el capitalismo y el patriarcado para criar” y para aupar una maternidad feminista. En su interior, muchos contenidos: desde cómo la clase y la etnia condicionan el embarazo y parto, a la violencia obstétrica por parte de los sanitarios, pasando por las diferentes posturas en el movimiento feminista o la crianza de apego. “La Segunda Ola del Feminismo se relevó legítimamente contra esa maternidad impuesta, pero acabó dando la espalda al hecho de ser madre”, asegura Esther Vivas, que propone que de una vez por todas sea el mercado de trabajo quien se amolde a la crianza y no al revés.

Sigue leyendo “Esther Vivas: mamás feministas, desobedientes, insumisas y rebeldes”

Arquitectura y urbanismo, grandes aliados contra la soledad no deseada

Publicado en el Foro de Empresas por Madrid

El Foro de Empresas por Madrid y el Ayuntamiento de Madrid celebran estos días el seminario ‘Juntarse/Togather’, donde se está analizando cómo el diseño de espacios para la convivencia ayuda a combatir las numerosas formas y expresiones de la soledad en los entornos urbanos del siglo XXI.

Dentro del programa ‘Madrid te acompaña’ contra las soledades urbanas, el Foro de Empresas por Madrid y el Ayuntamiento de Madrid celebran el seminario ‘Juntarse/Togather’ cuyo objetivo es analizar el alcance del diseño de espacios (interno y externo) en la lucha internacional para combatir la soledad no deseada.

Sigue leyendo “Arquitectura y urbanismo, grandes aliados contra la soledad no deseada”

La mirada de 60 artistas sobre las soledades, en CentroCentro

Para el Foro de Empresas por Madrid

liliana porter.jpeg“Tengo una soledad tan concurrida”, decía Mario Benedetti en uno de sus poemas. Soledades rodeadas de gente como las que se viven en las ciudades. Un problema que no dejará de hacerse más grande en el futuro. Con esta premisa, cerca de 60 artistas ofrecen su visión de la soledad en CentroCentro en la muestra ‘La No Comunidad’. “Es un reflejo de la sociedad desintegrada, reflejo de cómo se rompen los lazos sociales”, comenta Blanca de la Torre, comisaria de la muestra junto a Ricardo Ramón Jarne, que hizo un recorrido por las obras el pasado jueves 25 de noviembre en la inauguración de la exposición. De esta manera se pone en marcha el proyecto ‘Madrid te acompaña’, un esfuerzo del Ayuntamiento de Madrid y del Foro de Empresas por Madrid por hacer frente a uno de los males de las ciudades hoy día: la soledad no deseada.

Sigue leyendo “La mirada de 60 artistas sobre las soledades, en CentroCentro”

Esta no es “otra” historia de integración

Publicado en El Salto

“Nadie te dice que cuando cumples 18 años, el mismo día, te dejan en la calle”. No se trata de una exageración, es literalmente lo que le ocurrió a Massar Sarr. Él llegó a España en un cayuco desde Senegal. Lo logró al tercer intento, cuando por fin llegó a la costa canaria desde Mauritania. De ahí, a la península. “Me separaron del resto porque era menor y me llevaron a hacerme pruebas”, explica Gorgui Ndiaye recordando de forma paralela su historia, muy similar.

Ibrahima Cisse, a diferencia de sus compañeros senegaleses, tuvo suerte en el viaje y ‘solo’ tardó seis días en cruzar la distancia que separa Canarias del continente africano. Para él, lo peor vino después, cuando les dejaron retenidos ‘en la cárcel’, como ellos dicen. “Intentaba tranquilizar a la gente porque allí todo el mundo lloraba”, comenta, ahora, entre bromas. Unas risas que apenas esconden lo que les cuesta todavía hablar del viaje en patera. Y eso que ya han pasado 12 años. Sigue leyendo “Esta no es “otra” historia de integración”