#RescateVivotecnia, un éxito antes de empezar

>> Las y los activistas acudieron a la sede de la empresa de experimentación animal Vivotecnia para pedir la liberación de los animales tras ver la luz una investigación que muestra extrema crueldad en el laboratorio.

>> El Gobierno y la Comunidad de Madrid aseguran que se empezarán a trasladar a los animales a partir de mañana lunes.

Texto Laura L. Ruiz / Fotografías Guillermo Merino Jiménez

Pasase lo que pasase enfrente de la sede de Vivotecnia, los activistas por los derechos animales habían tenido éxito. Ya fuera porque lograron que la empresa reconociera las infracciones que se les acusa en la investigación de Cruelty Free International o por lograr que el resto de la sociedad que no se había posicionado hasta ahora sobre los abusos en la experimentación animal lo hicieran. La convocatoria, para liberar y rescatar a los animales que en la actualidad se mantienen en la sede de la empresas, se mostró como un movimiento para desbloquear una situación anquilosada por la inacción de las autoridades competentes.

Pese a las terribles imágenes de la investigación comentada y las terroríficas narraciones de los hechos que hace Lucía Arana en el artículo del Caballo de Nietzsche, solo se consiguió la condena por parte de la sociedad. Algunas organizaciones científicas aseguraron rechazar este tipo de abusos e ilegalidades, otras aseguraron romper lazos con la empresas Vivotecnia y otras empresas similares aseguraron no reproducir en sus instalaciones estos comportamientos. Pero por parte de la empresas acusada la respuesta fue negarlo todo, incluso ante el medio inglés The Guardian.

Manifestantes concentrados a primera hora de la tarde frente al edificio en el que se encuentra Vivotecnia, Tres Cantos.

Ayer, con la convocatoria de última hora de acercarse de manera pacífica y con las medidas de seguridad ante la empresa se logró visualizar que no solo se puede lamentar lo que ocurre tras esos muros, si no que se puede actuar contra ello. Mandando un mensaje claro: los animales importan y son cientos de personas las que se movilizarán para protegerles. Un mensaje que llegó a la empresas, que a petición de los medios de comunicación y durante el rescate, emitieron un comunicado en el que esta vez sí aceptaron lo que la investigación demuestran. Pasaron de negar los hecho a “lamentar” lo ocurrido, prometiendo organizar un comité de ética, investigar los hechos, colaborar con las autoridades y respetar la exigencia de transparencia.

La bioquímica y divulgadora científica, Bárbara González en un momento de la acción

Lejos de satisfacer las demandas de los activistas, muy preocupados por los animales que se encontraban dentro del edificio, la protesta se mantuvo. Solo el toque de queda hizo que la concentración se pospusiera hasta la primera hora del domingo. Entonces, la convocatoria se multiplicó llegando a reunir más de 500 personas en el polígono industrial de Tres Cantos. Ni la lluvia impidió que los gritos de ‘liberación animal’ se dejaran de escuchar, cuando llegó la gran noticia: La Dirección General de Derechos Animales del Gobierno estatal y la Comunidad de Madrid confirmaron que los animales de Vivotecnia serán trasladados a santuarios y protectoras a partir del lunes.

Manifestantes exigiendo la liberación de los animales usados para experimentación en Vivotecnia

El rescate en los laboratorios, el revulsivo

Los rescates en los laboratorios no son nuevos y su efecto es innegable. Empezando por haber logrado legislación sobre todo a nivel europeo que limita e incluso prohíbe ciertas prácticas. También empezó a valorar en qué momentos se considera necesario este tipo de pruebas con animales y cuando no. Como es el caso de los productos cosméticos. Los rescates de animales en laboratorios en Inglaterra, Estados Unidos y numerosos otros centros de países considerados punteros en cuanto a ciencia abrieron los ojos de los propios científicos de lo que se permite y tolera en nombre de la ciencia. Algo puesto en duda desde hace décadas dentro de la propia comunidad científica.

Las y los activistas que desde el sábado acudieron a la sede de Vivotecnia no son ajenos a que debido a las pruebas a las que han sido sometidos esos animales no es posible un rescate como los que se han visto en criaderos en otros lugares. Estos animales deben someterse a cuarentena, un transporte adecuado y, seguramente, muchos tratamientos médicos para recuperarse. Por eso, más allá de pedir la inmediata liberación lo que dejaban implícito es que la Administración debe hacer su trabajo. Ante la evidencia de delitos por maltrato animal, abusos y violación de los protocolos, el Estado debe tomar como medidas cautelares el decomiso de los animales y llevarlos a un lugar seguro. La ONG AnimaNaturalis procedió el sábado a hacer la denuncia ante la Guardia Civil de Tres Cantos -municipio madrileño donde se encuentra el laboratorio-, otras anunciaron acciones legales similares y los activistas exigieron ante la empresa la acción que se debe tomar ante un caso así.

La Guardia Civil protegía el edificio donde se encuentran los laboratorios de Vivotecnia, además de otras empresas

Hoy continúa la acción. Hoy los activistas y defensores de los derechos animales vuelven a la puerta de Vivotecnia porque allí siguen los animales. No saben en qué condiciones. No saben si con los mismo empleados que se burlaban de su sufrimiento, que lo alargaban gratuitamente o que incluso mencionaban a Hitler en las torturas. Y no solo lo hacen por la empatía, lo hacen acompañados de jóvenes científicas que demuestran que solo el 43% de las pruebas que se hacen con animales son útiles para la investigación relativa a seres humanos y que desde hace años existen alternativas de testeo y desarrollo científico más fiables que la experimentación animal. Lo hacen también con el respaldo de las cientos de miles de personas que ayer hicieron TT la etiqueta #RescateVivotecnia desde muchas partes del mundo. Y lo hacen con la fuerte convicción de que están en el lado de la historia que el futuro acabará respaldando.

Parte trasera del edificio, donde Vivotecnia mantiene jaulas vacías para los animales que usa en experimentos.

Reproducción de texto e imágenes solo con expresa autorización de los autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s