¿Cómo te pudimos hacer eso, Arturo?

Publicado en El Caballo de Nietzsche (ElDiario.es)

Arturo-abandono-Mendoza-Delfo-Rodriguez_CLAIMA20160508_0161_28¿Cómo te pudimos encerrar de por vida? ¿Cómo pudimos hacer una cárcel para ti sin que cometieras ningún delito? ¿Cómo pudimos despreciar de esta manera tu vida?

Son muchas las preguntas que durante 30 años de agonía se han podido acumular en la mente de todas las personas que lucharon por la liberación del oso polar llamado Arturo y que hoy a puesto fin a su sufrimiento de la peor, pero quizás única forma en la que ya era posible: con la muerte. Arturo ha muerto después de vivir recluido en un ridículo recinto en el que lo más parecido a su hábitat era un miserable mural pintado en una de las pareces de su jaula.

Por allí han pasado inocentes centenares o miles de niños que en su retira se llevarán la imagen de que un oso polar esa eso. Digo eso porque desde hacía muchos años Arturo era una sombra de lo que un día fue. De lo que debería hacer. La tristeza, la soledad, el cautiverio, unido al maltrato directo. ¿Cómo si no se puede denominar tener a un oso polar expuesto a temperaturas de 40º que le ocasionaban quemaduras en su cuerpo?

Sigue leyendo “¿Cómo te pudimos hacer eso, Arturo?”

¿Para cuándo un zoológico ético?

Publicado en Publicoscopia

México será el primer país en poner en marcha la propuesta Zoo XXI, un nuevo modelo educativo, científico y libre de sufrimiento animal. Se espera que Barcelona sea la siguiente.

En ese sitio maldito donde habita la tristeza” reza el título de un libro donde comenta y compara las situaciones de privación de la libertad, el castigo y el aislamiento que humanos y animales pueden llegar a sufrir. Cárceles las llamamos en un caso, y zoológicos, acuarios o safaris en otro. Si los primeros lugares ya están en entre dicho por incumplir en muchos casos su principal objetivo -la reinserción de los individuos-, los segundo están aún más en entredicho. Mientras en uno el humano está dentro por cometer un delito, en el segundo es la mala suerte su única sentencia. Estar en un mal sitio, pertenecer a una especie desafortunada o por el capricho de una persona.

Situaciones como la del oso polar Arturo en el zoológico de Mendoza (Argentina) abrió los ojos de muchas personas sobre el estado en el que vivían estos animales. Arturo en concreto, estaba muriendo debido a estar en un situación para la cual no estaba preparado su organismo. ¿Un oso polar a 40 grados? ¿Qué tipo de mente puede creer que esta situación tiene beneficios educativos o divulgativos para los niños? Esa es una de las claves de los defensores de los zoológicos y acuarios: facilitar a los más pequeños que vean animales salvajes. ¿Pero realmente alguien cree que el comportamiento de una orca en una piscina minúscula es la misma que tendría en el océano? Es lo que ocurrió en el caso de Tilikum, una orca que fue capturada, encerrada y hostigada lo que hizo que se volviera extremadamente agresivo y se viera involucrada en la muerte de tres personas en 2010. El documental “Black Fish” cuenta el caso y reflexiona sobre las consecuencias del cautiverio en los grandes seres marinos.

Sigue leyendo “¿Para cuándo un zoológico ético?”

¿Realmente estás inculcando a tu hijo el amor por los animales?

La hipocresía de la sociedad sobre los animales, roza la esquizofrenia. Llevamos a los niños a ver películas protagonizadas por animales que son héroes, pero a la salida  les invitamos a tomar una hamburguesa. Les compramos todo tipo de merchandising protagonizados por una gata con lazos, un pato con camiseta o una rata coqueta, pero no les enseñamos de dónde viene lo que comen. Qué vida tenía eso que ahora es su filete. Se compra los restos de animales en bandejas impolutas blancas, sin sangre, sin referencia a la realidad.

Imagen del post http://animalialatina.wordpress.com/2012/02/14/queremos-jaulas-vacias/
Imagen de Animalia Latina Blog

Y no sólo eso. Se compran animales como si fueran productos de consumo. Y es legal. Se abandona, se tortura o se maltrata con la consecuencia, en el peor de los casos, de una multa económica. Se les lleva a los niños al zoo o al circo para que vean leones y “amen” a los animales. ¿Cómo van a respetar nada si se les inculca que sacarlos de su hábitat y encerrarlos es “amar”? Suma y sigue.

Sigue leyendo “¿Realmente estás inculcando a tu hijo el amor por los animales?”