Hemos fracasado

Publicado en Publicoscopia

Es cierto que aún quedan unas horas para el fatal desenlace, pero hemos fracasado. Es cierto que el sábado se abarrotó Madrid para pedir el fin de una vergüenza nacional, pero hemos fracasado. Es cierto que cada día hay más personas que luchan por el fin de la violencia, pero YA hemos fracasado. No es que haya perdido un bando y ganado el otro, es que hemos fracasado todos y todas. Un país que necesita que cientos de miles de personas sigan movilizándose para impedir que un animal sea masacrado en el festejo llamado Toro de la Vega, es un fracaso como sociedad.

image

¿Cómo es posible que una tradición propia del Medievo continúe? ¿Cómo es posible que convivan personajes siniestros como los lanceros de Tordesillas con valores recogidos en los Derechos Humanos o en la Constitución como la solidaridad, la paz y la empatía? El derecho a vivir sin violencia es uno de los pilares de los Derechos Humanos. Esto significa no solo que tenemos derecho a no ser agredidos, amenazados o insultados, si no que tenemos derecho a vivir en un entorno sin violencia. ¿Cómo le explicamos este derecho a los niños de Tordesillas cuando están expuestos año sí y año también a un espectáculo tan sangriento como este?

Y es más, ¿cómo se lo explicamos a los niños y niñas que son inscritos en cursos de tauromaquia, que son llevados por sus padres a las plazas de toros, a las becerradas, que presencian como a cientos de animales en los festejos son perseguidos, ahogados, desangrados, degollados o prendidos fuego durante el verano? ¡Santa fiesta!

Es incompatible la educación en valores de respeto y tolerancia de los niños y niñas con las escenas dantescas que en pleno siglo XXI estamos obligados a contemplar e incluso a subvencionar. ¿Cómo es posible que aún tengamos que estar reclamando que no se financie con nuestros impuestos la tortura de una animal indefenso?

image

¿Cómo es posible que lo llamemos ‘polémica`? ‘Escándalo’ es la palabra. Un escándalo que traspasa fronteras y nos convierte en blanco de las críticas de miles de turistas que se marchan de España con una imagen nefasta. Escandalizados, una vez más, por comprobar que no hemos avanzado. Que, en muchas ocasiones, somos una sociedad que se niega a evolucionar. Estamos muy preocupados de los marcadores económicos y de la imagen que da la ‘Marca España’ pero nos negamos a dar un paso adelante en el bien común de toda la sociedad.

Parece que no queremos ver cómo junto a estas ‘tradiciones’ sangrientas donde se celebra el desprecio por la vida de otros se están arrastrando y cebando otras ‘tradiciones’ oscuras de las que queremos desprendernos. Como el machismo. No hace falta comentar que precisamente los insultos hacia las activistas antitaurinas que cada año acuden a Tordesillas para evitar la matanza del toro con una reivindicación de misoginia y apología de la violencia machista, pero sí que es necesario resaltar que la violencia genera más violencia. Que si no sientes empatía por un animal, es muy probable que acabes no teniéndola con un igual de tu misma especie. O que incluso, como ocurre con el machismo, ni siquiera veas a una persona de otro sexo, religión o etnia como un igual.

Por que avanzar es algo bueno para todos y todas. No solo para los animales, si no para la conviviencia pacífica y sostenible de las sociedades. Está en nuestra mano que la célebre frase del filósofo alemán Schopenhauer deje de tener sentido: ‘El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales’.

¿Qué hay detrás de la foto con un animal salvaje en vacaciones?

Publicado en Publicoscopia

iStock_000017867933LargeNo es sorprendente para nadie la afirmación de que cada vez son más las personas y en mayor grado que se preocupan por el resto de especies animales con las que convivimos. Una nueva visión de los animales que se aplica en todas las facetas de nuestra vida, desde la alimentación, el consumo hasta el turismo. Lugares exóticos donde en los circuitos se incluyen atracciones con animales: desde paseos en camellos, hasta dar de comer a un bebé de tigre. Sobre lo que hay detrás de esa fotografía que los turistas se llevan para el recuerdo hablamos con Giovanna Costantini Turismo, responsable de proyectos de Turismo Responsable FAADA, una fundación sin ánimo de lucro para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales.

Fundada hace más de una década, es una de las organizaciones que se encargan de concienciar en la industria del turismo sobre que todo no vale a la hora de sacar beneficios. “Trabajamos en cuatro líneas de trabajo: acción social, facilitando información a empresas, personas e instituciones públicas; acción legal, promoviendo la creación de normativas y exigiendo que se cumplan las que ya existen sobre protección animal; y la acción pedagógica, incidiendo en los temarios escolares; y la acción cooperativa”, explica Costantini. Precisamente en esta última línea destaca la iniciativa Turismo Responsable ya que entre sus principales valores está el conseguir el compromiso de otras empresas y organizaciones. “La labor de FAADA –continua la responsable de proyectos de la entidad- es informar y sensibilizar a los principales actores de la industria: agencias de viajes, bloggers de viajes, establecimientos hoteleros, etc. Con su complicidad creemos que será posible crear un sector turístico más respetuoso con los animales y llegar a un mayor número de viajeros”.

Sigue leyendo “¿Qué hay detrás de la foto con un animal salvaje en vacaciones?”

¿Quién gana con la violencia en el fútbol?

Publicado en Publicoscopia.com

russia_soccer_01Ayer estaba en el estadio Vicente Calderón cuando alguien de la fila de atrás comentó que había un aficionado grave por una reyerta unas horas antes del partido. Poco a poco fuimos conociendo los detalles, la posible suspensión del partido y el macabro resultado. Estaba en un lateral, rodeada de familias con niñas y niños asustados por si a la salida habría disturbios entre los ultras del Atlético, del Depor e incluso de los ultras del Rayo Vallecano que pedían su ración de sangre. Más allá de condenar los hechos y lamentar que una persona haya muerto de forma violenta, caben un par de reflexiones. Para empezar, no me sorprende. El nivel de tolerancia de la violencia en el contexto del fútbol es alarmante. Todo se justifica por el fútbol y este es el resultado.

Contra todo tipo de violencia

Publicado en Publicoscopia

Después de la enorme repercusión de estos días en los que miles de personas se han volcado para pedir que Excalibur no fuera asesinado sin motivo, se han escuchado muchas críticas. La mayoría proveniente de esos que comparan salvar a un perro con ayudar a niños africanos, pero no mueven un dedo ni por el perro, ni por los niños, ni por nadie. Pero hay algunas críticas a las que sí que les he dedicado tiempo. Como las que procedían del movimiento feminista.

Acto de Igualdad Animal por el pasado Dia de los Animales en Madrid
Acto de Igualdad Animal por el pasado Dia de los Animales en Madrid

‘¿Cuándo habrá tanta gente manifestándose por una mujer muerta como por Excalibur?’ Esa fue la pregunta que hizo que el mecanismo empezara a funcionar. La hizo una compañera feminista, con la que comparto opiniones y me hizo ver una división que para mí nunca existió. ¿Acaso pedir el fin de la violencia contra las mujeres es excluyente? ¿Acaso luchar para que todos los animales no seamos utilizados es excluyente? Desde luego que no, pero parece que hay que explicarlo.

Para empezar no concibo una lucha feminista que incluya el visto bueno de la explotación a otras hembras por el simple hecho de ser de otra especie. Resulta que hasta en la industria ganadera, las féminas son las que reciben el peor trato. Las vacas. Si naces ternero mueres. Si no, estarás sometida a una vida de tortura, violación y explotación hasta que tu cuerpo diga basta. Y entonces mueres. Para mí no hay un grito más espeluznante que el de una vaca cuando le quitan a su cría nada más nacer. Esto lo hacen una y otra vez para que ‘produzca’ leche. Por que si no – oh! sorpresa querido lector- no hay leche. No, no es algo natural producir leche por parte de las vacas. Hay que inseminarlas (violarlas), preñarlas y arrebatar a su hijo al poco de parir.

Sigue leyendo “Contra todo tipo de violencia”

¡Exageradas!

Publicado en DiarioAB

gafas feministasHay una metáfora en el mundo del feminismo que consiste en ponerse o poner a alguien ‘las gafas violetas’. Con esto hacemos referencia a empezar a analizar desde la perspectiva de género el mundo. Entender las desigualdades entre hombres y mujeres por el sistema de patriarcal en el que la Humanidad ha vivido prácticamente siempre. Identificar y señalar los factores de discriminación y opresión que muchas veces se esconden en lo ‘normal’, la tradición y el día a día. Una vez que das el paso de ponerte esas ‘gafas’, no hay vuelta atrás.

Entonces empiezas a cuestionarte muchas cosas que dabas por axiomas y no lo son y empiezas a entender otras que nunca llegaste a comprender. Aparecen explicaciones y dinámicas que muchas veces te liberan y que otras son una carga. Un lastre ante la sociedad porque por aquellas cuestiones por las que pasabas antes como mala cara, ahora no te queda otra que enfrentarte a ellas.

Sigue leyendo “¡Exageradas!”