Ninguna agresión sin respuesta

‘Ninguna agresión sin respuesta’. Esta frase se asocia a movimientos antifascistas que contrarestaban las palizas seleccionadas que grupos – porque nunca van solos- de nazis, xenófobos y racistas propinaban por las calles de las grandes ciudades con total impunidad. Luego se extendió a la defensa de otras víctimas, como las personas homosexuales, sin techo, drogodependientes o cualquiera que se saliera de la homogeneidad que quieren imponer. Se trataba de una respuesta ante la pasividad de la policía, la magistratura, la Administración, una necesidad de los ciudadanos de a pie que podrían recibir agresiones de esta escoria. Gentuza protegida por los poderes – muchas veces hijos de, otras grandes empresarios- y que una vez más disponían de la mejor arma: la impunidad.

imagesAhora, quienes usamos este eslogan somos las mujeres. Sí, así, sin más. Mujeres. Ninguna agresión sin respuesta. Por que estamos hartas que la violación sea el único delito en el que la víctima debe demostrar su inocencia frente a los agresores. Que siempre esté limitada la libertad de la víctima. Que se saquen a colación palabras como ‘provocación‘, ‘consentido‘ y ‘buscárselo‘. ¿Por qué juzgar a las víctimas? ¿Por qué tanta impunidad? Está claro que la falta de mecanismos judiciales o legislativos no es, el problema es que no se aplican. Si hay un parte de lesiones, ¿por qué la jueza que ha absuelto a los cinco detendios no pide un análisis forense de la víctima?

Sigue leyendo “Ninguna agresión sin respuesta”

Consentir el maltrato

Ya no sabemos como gritarlo. La violencia machista no es un mal invisible, silencioso que ocurre a kilómetros de nosotros. Ocurre en la casa de al lado, en el puesto de trabajo de al lado. Y también en tu casa y en tu familia. Y eso es tanto el empujón que le da tu vecino el del tercero a su mujer, como el ‘chiste verde’ que tu tío suelta en Navidad a tu sobrina de 14 años. Hasta que no veamos esto, seguirá habiendo muertas.

descargaUn futuro muy negro se visibiliza de estudios de percepción como el realizado por la Universidad Autónoma de Madrid, encargado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y presentado ayer. De él se extrae que uno de cada tres encuestados cree que “las mujeres que sufren maltrato es porque lo consienten“. En otro apartado se habla de los gestos que son considerados violencia y de cuales no, e incluso de los cuales son entendidos como violencia pero “no siempre debe ser castigado”. Lo que siempre ocurre: el ojo morado lo visibilizamos todos, pero el control o la anulación de la persona no. Sería muy interesante ver la evolución de esta percepción, porque son muchos los que -pese a no atreverse a condenarlos- ven en estos gestos muchas veces cotidianos y comunes una forma de agresión machista. ¿Será un avance?

Sigue leyendo “Consentir el maltrato”

Igualdad de género, la única solución

mulleresDurante toda la semana pasada y especialmente hoy estaremos escuchando y leyendo cientos de cifras: el número de víctimas mortales, el número de denuncias, las agredidas, los niños amenazados, el número de denuncias retiradas, el porcentaje de asesinadas que habían o no denunciado, etc. Pero hay cosas muy difíciles de cuantificar que saldrán menos o no saldrán: la violencia del dinero, de no poder separarte porque careces de recursos económicos, porque se han recortado las ayudas, han cerrado centros de acogida, han limitado los recursos de prevención, han reducido los escoltas, porque tu familia está en paro y tampoco puede hacer frente a más bocas.

Contra esta violencia -que no es otra, es la misma- lucharon las mujeres de la asociación Vela-luz, que llegaron a estar un mes en huelga de hambre. Contra la violencia laboral luchan desde sindicatos como CNT, para que deje de ser barato despedir trabajadoras, embarazadas o que deje de ser normal que las mujeres cobremos un 25% menos que un hombre en el mismo puesto. Contra el acoso callejero, contra el acoso sexual en el hogar, contra el lenguaje machista, contra los roles impuestos machistas. Contra la masculinidad única, agresiva e insolidaria. Contra todo esto luchan grupos como la Fundación Aspacia, Asoc. Nós Mesmas, medios como la Revista Píkara o Cuarto Poder, la Marcha Mundial das Mulleres, proyectos como Mujer (es) Mujer, agrupaciones de hombres por la Nueva Masculinidad y blogs por la igualdad como Piper Txuriak.

Miles de personas organizadas que luchan para que todos los días sena 25 de noviembre y que se rompa el silencio y la indiferencia. ¿Por qué nos indignamos con los desahucios o con los recortes en Educación y no lo hacemos cada vez que un hombre y esta sociedad asesinan a una mujer?

Vídeo de Feminicidio.net y Alianza por la Solidaridad

Quién te manosea, decidirá qué hacer con tu cuerpo

Será el verano, pero no paro de ver cuerpos desnudos. Corrijo: cuerpos de mujeres desnudos. En anuncios, exposiciones de fotografía e incluso en los medios, pero me parece que estos responden a un fenómeno muy distinto ¿o no? Encontramos por un lado las típicas fotografías de los San Fermines: trajes blancos, pañuelitos rojos, los balcones, gente por todos lados. Y luego llegan las otras imágenes: los toros torturados desangrándose, el desfase justificado por el alcohol y los abusos cometidos amparándose en ‘la fiesta’.

www.pikaramagazine.com
http://www.pikaramagazine.com

Muchos habéis visto ya la imagen de una joven manoseada por decenas e incluso otra apunto de ser completamente desnudada. Ya hemos oído el debate: una cosa es que ella se desnude porque quiera y otra que tú te sientas en derecho a tocarla. Qué disfrute o no es secundario, porque eso sólo lo sabes después de que tu decidieras poner tus manos encima de ella sin permiso alguno. Y aunque de esto no hay imágenes, sí que sabemos que hay organizaciones en Iruña que lanzan todos los años la campaña contra la violencia sexual contra las mujeres que se multiplica estos días, empapelando la ciudad de pegatinas que dicen algo tan obvio como ‘No es no’. Y luego nos rasgamos las vestiduras con Egipto.

Sigue leyendo “Quién te manosea, decidirá qué hacer con tu cuerpo”