#25N: Hablemos de las hermanas Mirabal

Publicado en Publicoscopia

Un caso no cambia nada, pero supone un punto de inflexión muchas veces. La gota que colma el vaso y hace que se derrame. El último granito de arena que corona la montaña y que es más visible. Eso es lo que las hermanas Mirabal simbolizan para la lucha contra la violencia machista. Muchas personas –incluso políticos- que conmemoran el 25 de noviembre como Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer no saben ni su origen ni su significado. Y eso que gastan grandes fortunas – de las cuentas públicas, no de su bolsillo- en campañas, anuncios y actos solemnes de este día.

Minerva Mirabal
Minerva Mirabal

La historia de las tres hermanas bien podría verse como el germen que acabó con la dictadura de Trujillo en la República Dominicana. Como un hito de las libertades, de la Democracia con mayúscula. Ellas estuvieron involucradas en un movimiento creciente de oposición a los abusos de poder y fundaron junto a otras personas el Movimientos Revolucionario 14 de Junio. Con el resto de opositores, fueron duramente represaliadas, vigiladas y perseguidas durante años. Aún así, la violencia que ejerció el poder contra ellas tiene una dimensión más: la de género.

Mucho antes de la implicación política de las hermanas, la familia Mirabal ya sufrió violencia de género de parte del dictador dominicano. En 1949 eran invitados a acudir a la inauguración del Hotel Montaña de Jarabacoa, algo que marcaría el destino de los seis miembros. Esa noche, Trujillo ya puso los ojos sobre Minerva, la tercera de cuatro hermanas. Unos meses después, el dictador forzó un nuevo encuentro con la joven en otra fiesta, a la que ya se sintieron obligados a ir el padre y las hijas por miedos a represalias. Pero Minerva, que se convertiría en una de las primeras abogadas del país, rechazó las insinuaciones de Trujillo e incluso se ‘atrevió’ a pedir que liberaran a un joven opositor. La ira no se hizo esperar: al día siguiente detenían a Enrique, el padre, por un lado y a Minerva, su madre y tres amigas más de la joven por otro.

Sigue leyendo “#25N: Hablemos de las hermanas Mirabal”