Mari Carmen Barrera: “No está concebido el sistema capitalista para conceder mejoras a los trabajadores sin plantar cara”

Publicado en El Socialista Digital

60feb20c58c1e778a6a1205243322401_XLSindicalista desde la cuna, Mari Carmen Barrera ha mamado qué significan las siglas de UGT pero también ha abierto brecha al ser parte de esa generación de mujeres que lograron por primera vez alcanzar puestos de responsabilidad, hasta entonces, reservados a los hombres. “Es algo que sorprende más fuera que dentro”, asegura al señalar que cuando era funcionaria de Correos ya le pasó algo similar. Por eso, tiene claro que sin reforzar el Empleo Público es difícil perseguir a los empleadores sumergidos, reforzar el sistema de Dependencia o apostar por el I+D+i para salir realmente de la crisis. Una crisis, la de los trabajadores, que seguirá más allá de la económica. “El Gobierno del PP no apuesta por crear empleo, si no por beneficiar a las empresas”, apunta Barrera. Y señala que el objetivo del equipo del nuevo secretario general de UGT, Josep María Álvarez, es derogar las dos últimas reformas laborales. “Queremos tener una normativa más garantista para recuperar la fuerza que teníamos a la hora de luchar por los trabajadores”, asegura la actual secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT.

Sigue leyendo “Mari Carmen Barrera: “No está concebido el sistema capitalista para conceder mejoras a los trabajadores sin plantar cara””

El sindicalismo nunca tuvo que dejar de ser esto

A veces parece que nos olvidamos, pero hacer sindicalismo no siempre fue estar en los consejos de Caja Madrid, falsos cursos del Inem ni mesas de marisco para firmar con la patronal ‘las paces’. Hacer sindicalismo siempre tuvo que seguir siendo hacer Justicia, negar el poder y la impunidad del más justo y la unión de la inmensa mayoría de las personas: trabajadoras. Por eso me parece muy oportuno traer a estas páginas el vídeo que ha sacado CNT dónde explica lo que diferencia a este sindicato de los pseudosindicatos que copan las mesas de negociación y que hablan por todos sin tener en cuenta a nadie. Sin subvenciones, sin vivir del cuento como los liberados, sin formar parte de las pantomimas de elecciones sindicales creadas por las empresa, pero sobre todo, con el apoyo mutuo de todos los que componen CNT.

El activista inteligente

Publicado en El Caballo de Nietzsche, el blog animalista de ElDiario.es

“Un activista eficaz de verdad es, en el fondo, un psicólogo”. Con esta premisa arranca Cambio en el corazón, el libro que  Nick Cooney escribió para ayudar a otras personas que como él buscaban un cambio social. Llega a España publicado en la colección LiberÁnima, un trabajo conjunto entre  Plaza y Valdés Editores eIgualdad Animal, para quien van destinados los beneficios de su venta. Se trata de mejorar los recursos invertidos en sensibilización, impacto y el logro de metas concretas con ayuda de las técnicas de psicología que están al alcance de cualquier organización. “A veces es mejor invertir 3.000 euros en hacer un estudio que continuar con una campaña a ciegas”, explica Javier Moreno, cofundador de Igualdad Animal y autor del prólogo de la edición española de Cambio en el corazón.

igualdad animalHerramientas como la técnica ‘del pie en la puerta’ vale para cualquier organización, ya sea grande o pequeña, de ecologismo, derechos animales o laborales. Cooney explica con ejemplos reales cómo cuando se pide algo a una audiencia general es muy posible que rechace nuestra propuesta en un porcentaje muy alto. En cambio, al ir a pedirle algo un poco más asequible para ellos, acaban aceptándolo e incluso respondiendo de una manera gradual más positiva a la petición ambiciosa del principio si se la volvemos a hacer. Esto pasó cuando una ONG se seguridad vial pidió a un vecindario colocar carteles en sus puertas con el eslogan ‘Conduzca con cuidado’. Al ver las dimensiones del cartel muchos se negaron. Cuando les propusieron cambiar los carteles por unas pegatinas de 10 cm prácticamente todos aceptaron. Lo curioso es que cuando volvieron a pedirles situar los carteles en las puertas de sus casa el sí pasó de un 17% de la primera vez a un 76%. Las pegatinas fueron ‘su pie en la puerta’.

Sigue leyendo “El activista inteligente”