De la limosna a la cooperación y vuelta a empezar

Publicado en Publicoscopia

Los logros de este gobierno son increíbles. Gracias a los movimientos ciudadanos de los años 70-80 para adelante en España, se consiguió que el Estado reconociera en parte sus privilegios sobre otros países del Sur destinando parte de su PIB a la Cooperación al Desarrollo. Todos los Ejecutivos desde la Transición hasta aquí fueron aumentando o disminuyendo el presupuesto para este fin, encargándose de que nunca lográramos pasar de la Cooperación a la Justicia Social que representa el 0’7%. Pero el Gobierno de Rajoy no se ha conformado con esto: insiste en convertir la ayuda a países empobrecidos por nuestro crecimiento insostenible en limosna.

Programa de Cooperación al desarrollo de Agareso
Programa de Cooperación al desarrollo de Agareso

Anuncia el Ministerio de Exteriores su compromiso con los países más desfavorecidos en los presupuestos de este año: aumentarán un 5% la partida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) estará dotada con 254,14 millones de euros, 26 millones más que el año pasado. Ese dinero tendrán que repartirlo entre 21 países considerados ‘prioritarios’ por el Ejecutivo. No entraremos a valorar qué intereses han llevado a marcar a esos 21 países como tal, pero sí les pido que hagan números. Mientras la AECID -una agencia pública 100%- recibe 254 millones, el Fondo para la Promoción del Desarrollo (Fonprode) –una suerte de microcréditos mayormente reembolsable y gestionada por empresas privadas- recibirá el próximo año 375 millones.

Sigue leyendo «De la limosna a la cooperación y vuelta a empezar»

Esenciales para la vida

Datos que podrían ser titulares: 350 medicamentos curan el 90% de las enfermedades. 2.000 millones de personas no tienen acceso a esos medicamentos llamados esenciales. 15 millones mueren por no tenerlos. De ellos, la gran mayoría son niños menores de cinco años. Mueren de diarreas por no tener sueros y de infecciones por no tener antibióticos. Detrás de esa falta de acceso están las patentes, el precios, la falta de distribución, de conservación, de diagnóstico, de educación para su uso correcto, pertenecer a un minoría, no disponer de formulaciones pediátricas, ser mujer, tener una enfermedad ‘olvidada’, los medicamentos falsos y un largo etcétera.

Esta es la denuncia de Farmamundi, una ONG con 34 proyectos en activo y presente en una docena de países, que ve como su actividad peligra por los recientes recortes en cooperación del Gobierno de Rajoy. Una actividad humanitaria cada día más necesaria y que necesita la ayuda de los medios de comunicación y de nosotros, los periodistas. No sólo para concienciar de las necesidades e injusticias, sino para visibilizar los proyectos que consiguen pequeños milagros, modestos éxitos.

 Para que esta alianza resulte lo mejor posible es fundamental conocernos. Que ellos sepan nuestras rutinas de trabajo y nuestras miserias. Y nosotros entendamos sus objetivos, su lenguajes técnico y el trabajo que hay detrás de cada campaña. Como la de Esenciales para la vida, de Farmamundi. Un resumen de las condiciones de acceso a medicamento y sus causas que han incorporado en una guía para periodistas, que presentamos hoy en toda España. Digo presentamos porque he tenido la suerte de que contaran con Agareso y conmigo para su presentación en Galicia.

En esta guía, de lectura y de consulta, resuelven dudas sobre la terminología, sobre siglas de organismos internacionales, dan cifras muy concretas y ayudan a planificar días internacionales. Además da la posibilidad a los periodistas de iniciarse en un término algo desconocido aún en esta profesión: la Comunicación para el Desarrollo. Una especialización que no tiene otro objetivo que el de apoyar las iniciativas de cambio social, garantizar que se oígan voces y discursos alternativos y hacer ver que otro mundo es posible. Sobre este punto saben más mis compañeros de Agareso, que imparten todos los años un Seminario sobre Periodismo Social y Cooperación Internacional.