No a la caza, con o sin galgos

20374419451_49435e0e35_kPublicado en Dispara Mag

Coincidiendo con el mes de febrero, un total de 14 ciudades se han echado a la calle para reclamar que se prohíba el uso de perros en las distintas modalidades de caza. Unas manifestaciones que se realizan también en octubre y a las que cada vez acuden más personas. ¿Por qué octubre y febrero? Se trata del inicio y el final de la temporada de caza. Donde unos empiezan a ser perseguidos, otros a ser hostigados y finalmente muchos asesinados. Ya sea por una bala, por las heridas de un cepo o ahorcados por una cuerda. Por este motivo cabe destacar que muchas personas que exigían en Madrid, Toledo o Santander el fin del uso de perros en la caza, reclamaban a su vez el final de esta práctica «lúdica» indefendible en el siglo XXI.

Leer más “No a la caza, con o sin galgos”

El tiro al pichón, una masacre nada deportiva

Artículo publicado en El Caballo de Nietzsche 

Viñeta de Paco Catalán dedicada al artículo
Viñeta de Paco Catalán dedicada al artículo

Pese a lo que mucha gente cree, el tiro al pichón –con palomas y codornices- sigue practicándose en España. El plato o la hélice no han logrado disipar las macabras ganas de disparar a un ave indefensa que, a causa del aturdimiento, no es capaz ni de volar. Una actividad que recibe críticas incluso de algunos cazadores pero es apoyada por el Consejo Superior de Deportes, que la inscribe como modalidad deportiva. Y mientras una campaña de animalistas y ecologistas intenta que desaparezca, más de 450.000 palomas y codornices son masacradas al año solo en los campeonatos.

Lo que podría ser un reflejo del pasado, no solo no se produce de forma aislada o puntual, sino que ocurre cada fin de semana en los más de 70 campos de tiro registrados en todo el país. Se celebran campeonatos autonómicos, nacionales, europeos y mundiales, además de todas las ocasiones en las que se dispara contra aves en las conocidas como ‘tiradas sociales’ y en los entrenamientos de estos peculiares deportistas. En todas ellas, las codornices y palomas puedes ser lanzadas de dos maneras: a mano o de forma mecánica. Esta última resulta especialmente llamativa: introducen al ave en un tubo conectado a un motor de aire comprimido que, según su potencia, puede arrojarlas a una velocidad de entre 30 y 200 km/hora. Salen tan aturdidas que la inmensa mayoría de las veces no llegan ni a desplegar sus alas. “Es como lanzar una pelota de tenis. Algunas no llegan ni a volar antes de ser abatidas”, denuncian desde Ecologistas en Acción. Y todo ello por pura diversión, como ya  contó aquí Pedro Jesús López-Toribio.

Leer más “El tiro al pichón, una masacre nada deportiva”

‘Refugiados’, una mirada a los santuarios de animales

Publicado en Publicoscopia

¿Qué son para ti los santuarios de animales? Muchos ni si quiera habrá oído hablar de ellos. Otros tendrán una imagen idílica de un espacio lleno de caricias y amor. Y así es, pero en parte. Hay amor, hay respeto y, sobre todo, futuro. El futuro que no tenía ninguno de sus habitantes antes de llegar a los santuarios. En España hay diez espacios de este tipo y en todos ellos se recogen los ‘afortunados’ ‘deshechos’ de la industria ganadera. Me explico.

8cb2e31444e5ea0f42ed7c194668f193_L‘’Deshechos’ por esto: “A Manu le iban a matar; tenía una pierna rota y no podía trabajar. A Ari la dejaron tirada; ya no producía suficiente. A Sergio le abandonaron, era demasiado pequeño como para comerciar con él. Enola se cayó de un camión y nadie la echó de menos jamás. Leo es un toro que fue rescatado de morir de inanición”.

‘Afortunados’ por esto otro: “A ellos y a otros muchos, Laura y Edu les dieron refugio y ahora viven junto a ellos en un entorno de respeto e igualdad. No sólo se encargan de cuidarles y curarles. También les ayudan, poco a poco, a superar los traumas de sus vidas anteriores, pues todos ellos tienen en común existencias miserables de explotación y maltrato”.

Leer más “‘Refugiados’, una mirada a los santuarios de animales”

Cadenas permanentes, jaulas invisibles

11117397_10204193506386009_1819258606_n

Artículo publicado en El Caballo de Nietzsche

Crean una web para denunciar casos de perros permanentemente encadenados

Su vida se desarrolla en un pequeño espacio. Aunque alrededor tienen mucho patio o incluso hectáreas de campo, solo se pueden mover entre tres o cuatro metros en cada sentido. En ese espacio tienen (cuando lo tienen) su cuenco de agua, su comedero, su lecho y el lugar donde se ven obligados a hacer sus necesidades. Están atados con una cadena al cuello durante 24 horas. Esta es la vida de Lúa, Pancho o Pirri. Perros y perras que, aunque tienen familia, no tienen un hogar. Se trata de una práctica común, sobre todo en el mundo rural, donde algunas personas piensan que esa es su “utilidad”: vigilar una finca, advertir de los extraños o simplemente estar en el patio.

“Queremos visibilizar que eso es maltrato contra los animales, que es un hecho denunciable y que como sociedad debemos rechazarlo”, explica Rubén Pérez, portavoz en Galicia de  Libera!, organización que junto a la  Fundación Franz Weber ha puesto en marcha la campaña Sen Cadeas’ (Sin Cadenas). Se trata de una web donde cualquiera que vea esta situación puede contarlo, indicando el lugar exacto, añadiendo fotos y dando el mayor número de detalles. Aunque Libera! pide los datos del denunciante, se trata solo de una medida para evitar falsos avisos y nunca se trasmitirán a terceros. Algunos acabarán en denuncia formal ante los tribunales y otros, en un aviso por carta al propietario legal con consejos para que mejore la situación y calidad de vida de su perro, pero todos se reflejarán en el mapa de la vergüenza y los malos tratos de la web.

Leer más “Cadenas permanentes, jaulas invisibles”

La marca (España) del maltrato animal

Publicado en la columna de los viernes de Publicoscopia

Los analistas y políticos hablan una y otra vez de la ‘Marca España’. Ese concepto nada nuevo, pero que no pueden quitarse de la boca últimamente. La última ocasión: la muerte de Botín esta semana, exorcizada por el propio Presidente del Gobierno. Hace mucho tiempo que la imagen de un país ha condicionado su industria, su economía y su productividad. También por su impunidad, su corrupción y sus desigualdades, pero eso daría para más que una columna.

Rajoy en una corrida de toros¿Qué nos preocupa exactamente alrededor de la Marca España? Aseguran que es la impresión que el país transmite, así, sin apellidos, en global. Pero los políticos demuestran día a día que si no tiene el trasfondo de un efecto sobre la economía, no importa. Por eso Rajoy quiso dar buena imagen con Merkel hace unas semanas; por eso tuvimos que tragarnos aquella trola de relación entre imagen-prima de riesgo- bienestar social; por eso los dos partidos corren a hacer leyes de tapadillo sin contar con el resto de representantes. Para evitar una supuesta ‘marca España’ de inestabilidad.

Pero volviendo al sector que siempre nos marcaron como principal recurso del país, el turismo. ¿Realmente alguien piensa que un británico va a dejar de venir a España a tostarse por lo que diga una empresa de valores? ¿O hasta qué punto le importa a un alemán cerveza en mano la reforma legislativa? En cambio, a ninguno de nuestros políticos le parece importar lo que opinen de que los asesinatos machistas no sean un tema de Estado o de que seamos el país con más abandonos de animales de compañía en Europa.

Leer más “La marca (España) del maltrato animal”