Ninguna agresión sin respuesta

‘Ninguna agresión sin respuesta’. Esta frase se asocia a movimientos antifascistas que contrarestaban las palizas seleccionadas que grupos – porque nunca van solos- de nazis, xenófobos y racistas propinaban por las calles de las grandes ciudades con total impunidad. Luego se extendió a la defensa de otras víctimas, como las personas homosexuales, sin techo, drogodependientes o cualquiera que se saliera de la homogeneidad que quieren imponer. Se trataba de una respuesta ante la pasividad de la policía, la magistratura, la Administración, una necesidad de los ciudadanos de a pie que podrían recibir agresiones de esta escoria. Gentuza protegida por los poderes – muchas veces hijos de, otras grandes empresarios- y que una vez más disponían de la mejor arma: la impunidad.

imagesAhora, quienes usamos este eslogan somos las mujeres. Sí, así, sin más. Mujeres. Ninguna agresión sin respuesta. Por que estamos hartas que la violación sea el único delito en el que la víctima debe demostrar su inocencia frente a los agresores. Que siempre esté limitada la libertad de la víctima. Que se saquen a colación palabras como ‘provocación‘, ‘consentido‘ y ‘buscárselo‘. ¿Por qué juzgar a las víctimas? ¿Por qué tanta impunidad? Está claro que la falta de mecanismos judiciales o legislativos no es, el problema es que no se aplican. Si hay un parte de lesiones, ¿por qué la jueza que ha absuelto a los cinco detendios no pide un análisis forense de la víctima?

Sigue leyendo “Ninguna agresión sin respuesta”

El agua no mata, la falta de responsabilidad sí

Hace semanas traía a estas páginas ,y junto con Carmen Novas al blog de Agareso  ‘Así suena el Lempa‘, la realidad de miles de personas que cada otoño, como si de una maldición cíclica se tratara, pierden todas sus pertenencias por culpa de las riadas. Los salvadoreños que viven en las desembocaduras de los ríos están acostumbrados y casi resignados a tener que elevar sus enseres a lo más alto de sus casa para evitar que las inundaciones (o las llenas) les deje con lo puesto.

Evacuación en el Bajo Lempa, noviembre 2011

Para evitar que el daño material sea el único que haya que lamentar, las autoridades y las comunidades han puesto en marcha un plan de evacuación con albergues, transporte, alerta temprana, información de las presas, megafonía. Esto incluye a toda la población. En un equipo de emergencias puede estar desde un anciano que se encargará de recontar a los evacuados hasta una muchacha de 14 años que se encarga de hacer los turnos de limpieza en el albergue. Un sistema de todos y para todos en el que la información es lo más vital.

Esto lo viví hace menos de un mes. Durante la última semana he vivido algo muy diferente: riadas que se cobran vidas, poblaciones incomunicadas, servicios de emergencia sobrepasados. De un país empobrecido a uno.. ¿desarrollado? Como si de un viaje en el tiempo se tratara volvemos a escuchar que algunas de las casas arrasadas por el agua estaban en el transcurso de ríos secos, que el alcantarillado estaba colapsado por falta de mantenimiento, que no se llegó a dar la alerta por inundación.

La autovía de Lorca no soportó las lluvias/elperiodico.com

Diez muertos, tres desaparecidos, cientos de animales ahogados, 120 millones en pérdidas. Tres comunidades azotadas por la lluvia, pero sobretodo por la falta de políticas preventivas, de falta de apoyo a los servicios de Emergencias y por la burbuja inmobiliaria y de las obras públicas. Se supone que ya hemos pasado eso, pues no sigamos ahondando en la herida: ¿Quieren saber qué pasaría si unimos cambio climático con la nueva Ley de Costas del PP? Pasen, vean, pero luego nada de echarse las manos a la cabeza.