Privatizar el aborto

Publicado en Publicoscopia

Que nadie se lleve a engaño. La nueva estrategia del PP cuando lanza el mensaje de que el aborto “no es un derecho” no es ninguna novedad. Ya lo pretendían durante los más de dos años que duró el periodo entre los ‘globos sonda’ enviados y la presentación de la propuesta de modificación de Ley presentada por Gallardón.

Se trata de atacar por varios frentes la Ley de Plazos aprobada en 2010: por un lado el consentimiento de las menores- que esta semana se debatirá-, los motivos que tiene o no que argumentar la mujer, la salud mental de la madre, la situación por la cual se quedó en estado la mujer, el estado del feto, etc. Y en todos estos frentes la financiación pública de la intervención como caballo de batalla transversal.

PLATAFORMA MUJERES RECLAMA ABORTO LIBREPorque esta cantinela que llevan repitiendo más de una semana los barones destacables del PP sobre si el aborto no es un derecho de la mujer, no hace más que dar un rodeo para llegar al mismo punto. Si esta práctica médica no es un derecho de la mujer, no tiene por qué estar cubierta por la Seguridad Social. Si no está cubierta por la sanidad pública, serán sólo las clínicas privadas quienes practiquen aborto. Y sólo quienes puedan afrontar la factura médica, de estancia y de las recetas podrá abortar. Abortar con garantías sanitarias y protegiendo su salud, porque abortando se seguirá abortando.

Sigue leyendo “Privatizar el aborto”

Violencia institucional, aborto y menores

Publicado en Pubicoscopia

violencia_mujer_violacion_abortoNo me cansaré de decirlo: una de las peores violencias que se puede ejercer contra todas es la institucional. Y parece que el PP no quiere dejarme en evidencia y se esfuerza en demostrarlo semana tras semana. Hace apenas unos días, modificaban el anteproyecto de la ley de corresponsabilidad parental para introducir una excepcionalidad con la que posibilitan a los maltratadores a llegar a tener la custodia de los hijos. Una puerta cerrada en teoría en 2010, cuando una modificación en el Código Penal apoyaba la Ley integral sobre violencia contra la mujer para impedir que este caso se diera. Con dramáticos finales como el caso de los niños de Huelva y José Bretón en la memoria o el caso de Andrea que fue asesinada por su padre aprovechando una visita no tutelada, todos los sectores de la sociedad que se preocupan por el bienestar de los menores aplaudieron la medida.

Aunque en la realidad algunos de los jueces ‘insumisos’ de la ley integral se habían empeñado en usar estratagemas para acabar facilitando el acceso a los menores por parte de hombres imputados o condenados en firme por maltratar a la madre de los niños, la ley seguía apoyando a quienes denunciaban esta irregularidad a todas luces. Hasta ahora. El Partido Popular, que depende de cómo sople el viento, apoya o no las decisiones judiciales, ha iniciado un proceso para que estas estratagemas tengan apoyo normativo. Las contradenuncias de los maltratadores – que ponen al mismo nivel una brutal paliza de heridas defensivas que la víctima pueda generar a su agresor- y la presión de grupos de padres que piden la custodia compartida impuesta, ha hecho que se declinen por apoyar a estos y no a menores ni a sus madres maltratadas.

Sigue leyendo “Violencia institucional, aborto y menores”

Los numerosos retos que nos quedan mujeres

Publicado en Publicoscopia

Yo-Decido-Tren-de-la-LibertadDespués de tres días de celebraciones y felicitaciones desde prácticamente cualquier rincón del tejido social –organizaciones feministas, sanitarias, juristas, fuerzas progresistas, ONG, etc- , queda el momento de reflexionar. Por su puesto que aplaudimos que una reforma de ley como la del aborto que amenazaba con poner en riesgo la salud de niñas y mujeres y las libertades individuales de más de la mitad de la población se haya venido abajo, pero ¿cómo celebrar que hayamos mantenido uno de los derechos que dábamos por inamovible hace poco menos de dos años? ¿Acaso se puede celebrar esto?

Dos años de lucha, de ‘trenes de la libertad‘, de volver a discutir quién ordena en nuestros vientres, de soportar que gente que nunca podrá dar a luz decida sobre mi reproducción. De que hablen de la maternidad como algo inherente al hecho de nacer mujer, de recordar los años de viajes a Londres o las perchas para quienes no tenían recursos. Una maternidad impuesta. Y después ¿acaso alguno de ellos hablaba de apoyos a esos nacidos? Es más, los recortes en dependencia se hacen más agudos en comunidades autónomas gestionadas por el Partido Popular.

Sigue leyendo “Los numerosos retos que nos quedan mujeres”

Acordándose de su padre hasta el final (hoy es un buen día)

ByOpNC0IUAA7YhCLlevo una semana conteniéndome. Desde que afirmaron que se paralizaba la reforma de la ley del aborto, pero que hasta hoy no había confirmado el propio Gobierno. En ese momento, cuando Mariano Rajoy lo ha ratificado, no he celebrado nada. ¿Cómo celebrar que conservaremos derechos adquiridos sobre nuestro cuerpo desde hace décadas?

Pero en este momento, pasadas las 17:30 h, sí que tengo que celebrar. Aplaudo la dimisión de la persona que ha hecho peligrar mis derechos más elementales, los derechos reproductivos. Cualquiera que quiera recortar los Derechos Humanos más básicos de más de la mitad de la población no puede hacer otra cosa que, no sólo abandonar el ministerio desde el que ha intentado menguar estas garantías, si no abandonar la política y el partido.

Sigue leyendo “Acordándose de su padre hasta el final (hoy es un buen día)”

¿Racista yo? ¿Machista eso?

Hace unos días que venimos viendo como el color y el origen de las personas determina para este gobierno lo que es una agresión y lo que no. En los sucesos de Ceuta -para incluir todo el circo ridículo a loas asesinatos-, se ha visto que si las concertinas no eran suficientemente disuasorias, para eso están los Guardias Civiles y sus armas. No sólo para expulsar a inmigrantes de manera ilegal, si no también para impedirles por todas las vías llegar a tierra. Si esto significa poner en riesgo su vida lanzándo pelotas de goma mientras intentan nadar, está incluido.

1392596543265Y así fue. 15 personas resultaron fallecidas. Asesinadas, por el sistema que les empujó a abandonar sus lugares de origen o por la Guardia Civil española. Eso lo tendrá que determinar un juez, que ya ha pedido grabaciones sin manipular de lo que pasó en la frontera. Mientras, el Gobierno sigue defendiendo estos métodos, apoyados en cómplices mediáticos que nunca se imaginó tener (exacto, hablo de El País). El éxodo obligado de personas pasa de ser un drama, a un peligro. Pero no, no somos racistas. Ni xenófobos. Qué va.

Sigue leyendo “¿Racista yo? ¿Machista eso?”