Cuando no queda ni autoridad moral

Son muchas las reacciones a las fotos de Feijóo en el barco del narcotraficante Dorado. Y son muchas más las reacciones al escuchar las supuestas escusas del presidente gallego. Pero más allá de la consecuencia política, del dinero público regalado, de los acuerdos y cesiones de la administración  está el mensaje social. ¿Qué trasmite en la imagen Feijóo a los ciudadanos? Permisividad ante el narcotráfico. Un mensaje contra el que llevan luchando 30 años en Galicia y que tantas vidas se llevó por delante.

PAZO BAIONNo sólo la de los adictos a esas sustancias tan caras -no en relación a su precio, sino a su coste-, sino de los que pensaron que era un dinero fácil y les terminó complicando la vida. Hace un año visité la cárcel pontevedresa de A Lama en el marco de un proyecto de comunicación para el desarrollo de Agareso y allí pude comprobar que la mayoría de los presos estaban allí por comerciar con drogas. Por ceder su barco para este propósito, por acercar los fardos a otros lado, por menudear. Jóvenes y hombres de 50 años. No quiero ni imaginarme cómo estaban las prisiones en los 90.

Sigue leyendo “Cuando no queda ni autoridad moral”

El Valedor do Pobo hace magia

¿Te imaginas pagar tus facturas con un 40% del presupuesto y que te sigan saliendo las cuentas? Imposible, ¿no? Eso es lo que me propone -a mí y a la Coordinadora Galega de ONGD– el Valedor do Pobo en respuesta a la denuncia que esta agrupación de asociaciones de cooperación y miles de personas hicimos cuando el Gobierno gallego decidió recortar en un 40% los fondos destinados a proyectos de desarrollo en el exterior. Como siempre, la respuesta llega tarde. Muy tarde.

Los presupuestos, que se anunciaron en julio, contradecían lo anunciado por el propio ejecutivo de Feijóo en el II Plan Director de Cooperación Gallega 2010-2013, cuyo objetivo era ir aumentando año tras años los fondos destinados a acabar con la pobreza y potenciar el desarrollo de los países más desfavorecidos. Más aún el Pacto Galego contra a Pobreza, que quería alcanzar el 0’7% en 2017. Buenas intenciones que no duraron ni un solo ejercicio, ya que el mismo año la Xunta no sólo no aumentó el importe sino que recortó un 18% el presupuesto. Esto, unido a la supresión de partidas, suma más de un 40% dinero menos para todos los proyectos a poner en marcha y los que ya lo estaban.

Es ahí cuando llega lo más sorprendente de la respuesta del Valedor do Pobo ante la denuncia de la Coordinadora. Esta institución -que en teoría defiende a ciudadanos de abusos gubernamentales- asegura que es “legítimo” y está “plenamente respaldado por la ley” que el Gobierno gallego incumpla su promesa y que esta decisión no afecta al “compromiso” del Ejecutivo autonómico del PP con la cooperación al desarrollo. Para justificar esta afirmación, el Valedor do Pobo despliega bolsas, convenios y subvenciones para demostrar que la reducción drástica de los fondos no perjudica a los proyectos a realizar.

No va a faltar dinero para los acuerdos alcanzado, pero hay un 40% menos del dinero acordado. Con un 60% del dinero, van a seguir financiando el 100% de los proyectos. Lo mires como se mire, solo se me ocurren dos opciones: O había más dinero del que se concedía o alguien miente y se verá afectado el compromiso para reducir la pobreza que todos los partidos políticos firmaron. Las ONGD nos lo contarán en su próximo resumen de cuentas, porque aquí sí encontrarás transparencia.