Hacia ciudades más naturales: de Copenhague a Vitoria y Santander

Publicado en El Asombrario y Público.es
Ciudades preparadas para fijarse en la naturaleza y luchar desde ahí frente a lluvias torrenciales o sequías extremas, que cada vez con más intensidad trae el cambio climático. Muchas ciudades ya están apostando por esta nueva estrategia, más natural y humana. Desde Malmö y Copenhague a Vitoria, Zaragoza y Santander. Esta es una de las claves de los foros sobre ‘Ciudades resilientes y adaptación urbana’, a cargo de la organización internacional Gobiernos Locales para la Sostenibilidad, y cuyo próximo encuentro se celebrará a finales de abril en Bonn.

“Si no puedes con tu enemigo, únete a él”. Esa podría ser la frase de cabecera de muchos arquitectos, urbanistas y gestores de las ciudades hoy día y es que, con mayor o menos impacto, el cambio climático afectará a todos los rincones del planeta cada vez más. Por eso, las ciudades -donde vive más de la mitad de las personas que pueblan el planeta- son el principal objetivo para adaptarlas y hacerlas resistentes a las embestidas que el calentamientos global y sus consecuencias traerán. Esto no es una novedad, pero sí lo es la manera que estamos teniendo para lograrlo. Si hace décadas se pensaba en las barreras físicas para evitar que el agua invadiera nuestras calles y casas -como los diques de Holanda, por ejemplo-, hoy día se han dado cuenta de que ese parche no sirve de mucho. Las crecidas cada vez son mayores y construir muros de contención y montículos artificiales en la costa cada vez más altos no parece tener mucho futuro. Por eso, las soluciones innovadoras que asimilan estos cambios son las llamadas a lograr que el agua (por exceso o por escasez) no sea un elemento que haga invisibles nuestras ciudades.

Leer más “Hacia ciudades más naturales: de Copenhague a Vitoria y Santander”