Alemania pide asesoramiento (en Cooperación al Desarrollo)

Resulta que España es un país que en lo primero y en lo que más recorta es en Cooperación al Desarrollo. Resulta que las partidas más reducidas en los Presupuestos Generales del Estado es la Ayuda Oficial al Desarrollo. Resulta que intentan criminalizardola, asegurando que cualquier acción en el Exterior -incluída la actividad de las ONGD- tienen que pasar por el beneplácito del Ministerio de Exteriores. Y resulta que intentan tachar de ‘ineficaz’ o ‘innecesaria’ una cooperación descentralizada, como la de los ayuntamientos o las comunidades autónomas.

Todo esto en nombre de la crisis, claro. Porque durante los años de bonanza nadie dijo nada. En concreto en Galicia, se habló hasta de crear una Agencia de Cooperación Galega, similar al buen ejemplo de Cataluña, por ejemplo. Instituciones y redes que coordinaban esta acción y reforzaban los resultados. Algo por lo que lucha la Coordinadora Galega de ONGD y todas las organizaciones que la forman. Un plan que costará mucho recuperar.

Y en medio de todo este derrumbe y cuestionamiento, llegan instituciones alemanas y portuguesas y piden asesoramiento a las redes gallegas. Consejo para ser tan eficientes con los recursos como nosotros, para lograr tanto como nosotros. Una petición de apoyo que suena mejor que un premio. En concreto, un galardón del que puede presumir el Fondo Galego de Cooperación e Solidariedade, por sus 15 años de esfuerzo, superación y trabajo.

Reportaje sobre el proyecto ‘Redes para ou desenvolvemento’ en Praza Pública:

http://praza.com/movementos-sociais/877/galicia-exemplo-para-alemana-e-portugal-de-como-facer-cooperacion-descentralizada/

La oportunidad del boca a boca

Para este post he tenido que rebuscar en la red un rato. Resulta que me han concedido un premio, un premio muy especial. El Liebster Blog Award. Un galardón viral que trata de hacer visibles bitácoras con contenidos y que aportan algo a la comunidad. Reconozco que la idea me parece genial, que me ha hecho mucha ilusión y que se lo agradezco inmensamente a la persona que me lo ha concedido: Eva Evísima. Me siento muy identificada con su situación y leo su blog con la esperanza de que me trasmita su energía y positivismo, porque el Diario de una periodista en paro es de todo menos pesimismo y conformismo.

Supongo que por eso todos los periodistas que nos quedamos sin trabajo buscamos un nuevo espacio para contar cosas en los blog. Seguir narrando historias, adoptar el punto de vista que no nos dejaron en los medios, sacar a la luz realidades que no parecen existir para otros… En definitiva, seguir siendo lo que somos. Lo que queremos ser y lo que sabemos hacer aunque nos o pongan difícil.

Por eso, y como buen viral, ahor tengo que conceder el Liebster a otros cinco blogs. Qué complicado!!

Referencias. Juan de Sola. Por luchar contra gigantes para conseguir que el papel de la comunicación para el desarrollo sea cada vez más importante.

Dos orillas. María Claudia Cambi. Por su forma íntima de defender los derechos humanos, por su capacidad de perspectiva y por su sensibilidad.

Un paseo por el arte. Jessica Garrido. Por su sensibilidad, su buen criterio y su entusiasmo ‘por amor al arte’.

A fervenza do sur. Nela Bernal. Porque en tempos escuros é bo subir a temperatura e seguir sentindo. E se é en galego, mellor 😉

Líneas cruzadas. Xoan Leiro. Por tratar la horrible situación que vivimos con ironía, humor y un punto de mala leche.

Aquí no sobra nadie

Los inmigrantes siempre estuvieron en el punto de mira de la derecha. Siempre. Pero con la crisis han encontrado la excusa que querían, el vivero de miedo al prójimo que buscaban y una forma de achacar a este colectivo los males de todos. Así que ya se pusieron en marcha: menos ayudas, menos facilidades, reforma de la Ley de Extranjería, manteniendo el limbo de los CIE’s y, lo peor, negándoles la atención sanitaria primaria. Una auténtica espiral de violencia institucional que nada tiene que ver con los principales culpables del crack económico.

Mientras tanto, del otro lado de los Pirineos anuncian que este año la expulsión de inmigrantes se va a incrementar un 20% respecto a 2011. El ministro de Interior del aún Gobierno de Sarkozy hace un guiño a la ultraderecha en ascenso asegurando que serán 40.000 inmigrantes, la mayoría de origen rumano o búlgaro, los que se verán afectados. Mientras, el candidato favorito a las presidenciales, el socialista Hollande, asegura que “hay demasiados inmigrantes en situación irregular” pero insistió en que “no hay demasiados” con los papeles en regla. Algo que no concreta su posición, ya que remata la respuesta afirmando que “no podemos aceptar” que se instalen en Francia inmigrantes “sin tener las condiciones legales”.

Un esfuerzo para encontrar un cabeza de turco que poco tienen que ver con la realidad. Por primera vez en muchos años, el saldo entre inmigración y emigración ha salido negativo. Salen más que entran y los inmigrantes volvemos a ser nosotros. Los extranjeros regresan a sus países, que ahora tienen más posibilidades de mejorar y registran crecimiento. Y los españoles formados también se van para encontrar alternativas que no tienen en España. La pirámide poblacional se vuelve más invertida sin los hijos de las inmigrantes y la población joven española retrasa tener hijos por la inestabilidad o decide tenerlos fuera.

Entonces, ¿quién quita el trabajo a quien? ¿Quién necesita de quién? ¿Todavía algún lumbreras cree que alguien sobra?

Cualquier excusa sirve

¿Qué es lo último de la derecha para justificar los recortes que vendrán en Cooperación en las comunidades? Pues dudar de su eficacia y de su conveniencia. Tal cual. Después de recortar los fondos estatales en los Presupuestos Generales del Estado, las Comunidades Autónomas tendrán que revisas sus propias cuentas porque las partidas con las que contaban para Ayuda Oficial para el Desarrollo han sido prácticamente aniquiladas.

Y ya que están, pues encima justifican el recorte. Pero no lo hacen con el mismo falso discurso con el que hacen referencia al desmantelamiento del Sistema de Salud o de la Educación Pública -que si es un esfuerzo de todos, que si la situación mundial nos obliga, que si la austeridad-. Lo hacen reabriendo un debate de hace, por lo menos quince años: sobre la eficacia y lo apropiado de descentralizar el poder. Resumiendo, que creen que las ONG o agencias de cooperación autonómicas no deben representar a España y esto sólo debe darse a través del Ministerio de Exteriores.

Las ONG vienen denunciando esta tendencia desde 2009, cuando las ayudas oficiales empezaron a ser el principal objetivo de las tijeras de políticos en otros lares nada austeros. Sobre este tema he realizado un reportaje en Praza Pública, dónde analizo en concreto las ventajas y la eficacia de la Cooperación para el Desarrollo gallega.

¿Os acordáis del 0’7%?

¿Os acordáis de las masivas manifestaciones, marchas y concentraciones para conseguir que el Estado destinase el 0’7% de su PIB a la cooperación y el desarrollo? ¿Y esos siete activistas que mantuvieron durante nueve días una huelga de hambre para presionar a las autoridades? Javier Repulles Benito, uno de estos idealistas, decía en los 90 que “no será válida una salida de la crisis que no sea solidaria con el Tercer Mundo“.

La crisis del 92-93 poco tiene que ver con la magnitud de la que actualmente vivimos y, por eso, su frase tiene más sentido que antes si cabe. Dentro de unos días se cumplirán 40 años de la firma en la ONU en la que los países desarrollados se comprometían en alcanzar esa cifra de Ayuda al Desarrollo y actualmente sólo cinco países han cumplido su palabra. España casi llega al 0’45% en los tiempos de vacas gordas, pero como la AOD es lo primero que sufre en época de burbujas que explotan, fue la partida que más se redujo en los Presupuestos Generales del Estado: poco más del 0’21%.

Pese a esta perspectiva tan negativa, hay gente que nada contracorriente. Que ha seguido caminando por los demás, por los más desfavarecidos y luchando por la justicia social. Nunca por limosna, no nos confundamos. Entre estos héroes se encuentra la asociación Iniciativa Solidaria 0’77% que desde la descentralización de Cantabria tratan de sensibilizar y conseguir el reto. Tanto y tanto lo han intentado, que han logrado que el Congreso debata una propuesta suya. Aunque estas cosas van despacio, lograrán que el 0’7% vuelva a las salas de un lugar donde la voluntad del pueblo debería estar representada.

Reportaje en Praza Pública