Cowspiracy: ¿Y si cambiando nuestros hábitos alimentarios pudiéramos salvar el planeta?

Publicado en Publicoscopia

descarga¿Realmente las grandes agrupaciones ecologistas denuncian y combaten las mayores fuentes de contaminación? ¿Se atreven a denunciar las industrias que más degradan el planeta? ¿Estamos seguras? Estas son las preguntas en las que se basan Kip Andersen y Keegan Kuhn para iniciar este proyecto documental -titulado ‘Cowspiracy: el secreto de la sostenibilidad’ – que el pasado sábado proyectó en España Igualdad Animal. Un proyecto sufragado por crowfunding, debido a que lo polémico del tema le ha impedido conseguir otro tipo de financiadores.

Cualquier podría pensar que hacer un recorrido sobre los principales agentes contaminantes, destructores de ecosistemas y agotadores de recursos no traería nada nuevo. Son décadas de lucha ecologista y sus principales frentes siguen siendo los mismos: capa de ozono, deforestación, mares, agua dulce, sobre población. ¿Y entonces por qué organizaciones como Greenpeace no han querido participar en el documental y evitan las preguntas de ‘Cowspiracy’? El narrador, Andersen, lo cuenta nada más arrancar el film.

Todo comenzó con ‘An Inconvenient True’ (‘Una Verdad Incómoda’), del ex vicepresidente estadounidense Al Gore. Un trabajo que movió las entrañas del gran parte de la población y que hizo que Andersen y Kuhn empezaran a concienciarse sobre la necesidad de hacer algo cada uno para evitar la degradación del Medio Ambiente. Reducir las duchas, cerrar grifos, usar más la bicicleta y menos el coche, etc. Profundizando más en el tema se encontraron con un informe de la ONU en el que señalaba las fuentes de la contaminación y explotación de recursos. El problema vino cuando ese ranquin de motivos no se correspondía con los contenidos de las asociaciones ecologistas.

Sigue leyendo «Cowspiracy: ¿Y si cambiando nuestros hábitos alimentarios pudiéramos salvar el planeta?»

‘House of Cards’ y Adolfo Suárez

Hay veces que la ficción ayuda a comprender la realidad. No digo que no haya cosas ‘peliculeras’ que no se dan en la realidad, pero cada vez más ambas dimensiones se asemejan. Es lo que ocurre al ver series como House of Cards‘. Partiendo de que se trata de una película sobre la política estadounidense -ya sabemos que lo que ocurre en el Capitolio no ocurre en ningún otro lugar-, las diferencias con los manejos, la ambición y los tratos de favor no deben ser muy diferentes de los que se dan en otras esferas de poder de otros países.

kevin-spacey-house-of-cards-poster1Dudo mucho que haya un personaje como al que interpreta Kevin Spacey en los pasillos del Congreso o el Senado español. Ni tan inteligente ni tan calculador. Otra cosa es lo despiadado que llega a ser. Su ambición por llegar a la presidencia es una carrera de fondo, donde amigos, familiares o maestros no son obstáculos para él. Las maniobras que lleva a cabo, en las que no duda en involucrar a quién pueda serle útil, son impresionantes y terribles a la vez. Difíciles de imaginar. ¿Os suena?

Sigue leyendo «‘House of Cards’ y Adolfo Suárez»

Dicen que esta noche se verán las Perseidas

Siempre pensamos que hay tiempo. Nos quedamos con ganas de conocer más del que tenemos al lado y pensamos que ya iremos preguntando. Pero a veces no hay tiempo. Se acaba. No hay un marcador que vaya marcando la cuenta atrás. Sólo lo vemos cuando es tarde.

Pensamos que el tiempo se acaba para nosotros y para el que se va. Nosotros nos quedamos sin saber muchas cosas del que parte, pensamos en todo lo que viviríamos nosotros si supiéramos que el tiempo se nos acaba. Y llegamos a sentir tristeza por el que se va y no experimentará todo lo que nosotros sí.

¿Y si, por una vez, el que se va es el que más sabe lo que queda por vivir? ¿Y si no se rinde y aprovecha sus últimos meses mejor que lo haremos nosotros en nuestro vida? ¿Y si esa luz que se apaga incluso en su crepúsculo sigue alumbrando más que ninguna otra? Dicen que hoy y mañana se verán las Perseidas en el cielo. La metáfora con Lana es fácil, digerir la noticia no.