El origen subsahariano de los problemas

Esta semana están saliendo muchas noticias sobre pateras y embarcaciones que están llegando a las costas españolas procedentes de África aprovechando el buen tiempo y el mar en calma en el Estrecho. No son nuevas e incluso sospecho que tienen la misma estructura y solo cambian los datos, como la fecha, el número de ocupantes de las barcazas o el destacamento de Salvamento marino que los rescató. Pero hoy he querido saber de qué paises procedían, cuales eran sus características – más allá de saber cuántos eran menores o si entre las mujeres había embarazadas- y no he sido capaz.

Inmigracion No quería saber su nombre ni leer una entrevista personal sobre sus razones, sólo quería saber de qué huían. Quería saber cómo de grande era su misería para venir a un país en el que ha crecido exponencialmente la pobreza infantil, el número de hogares sin ingresos y del que los más preparados no paran de salir. Quería conocer cómo siguen sus familias, esperando sólo buenas noticias procedentes de Europa. Sigue leyendo “El origen subsahariano de los problemas”

La silenciosa tristeza africana

Amnistía Internacional

 

Artículo escrito por Christian Sellés, primer invitado en este blog 

África muere hambrienta, por enfermedades erradicadas en decenas de países desarrollados, por virus mortales que sólo encuentran escenario en alguno de sus países, en concertinas instaladas en vallas, en pateras que recorren kilómetros de mar hacia Europa. Y lo hace en silencio ante el desprecio de la comunidad internacional y alejada de los focos de los medios de comunicación.

140507-flotus-nigeria-girls-jms-1805_5a23934d2d30824e80eb93d42c2fad28Resulta ligeramente paradójico escribir un artículo sobre el silencio de los medios de comunicación y la pasividad de la comunidad internacional que sufre el continente africano cuando la atención se centra en Nigeria y en el secuestro de casi 300 niñas. Pero que esto suceda más de tres semanas después de esta acción del grupo terrorista Boko Haram no es casualidad, es síntoma de esa situación de olvido que padece África.

Sigue leyendo “La silenciosa tristeza africana”

¿Racista yo? ¿Machista eso?

Hace unos días que venimos viendo como el color y el origen de las personas determina para este gobierno lo que es una agresión y lo que no. En los sucesos de Ceuta -para incluir todo el circo ridículo a loas asesinatos-, se ha visto que si las concertinas no eran suficientemente disuasorias, para eso están los Guardias Civiles y sus armas. No sólo para expulsar a inmigrantes de manera ilegal, si no también para impedirles por todas las vías llegar a tierra. Si esto significa poner en riesgo su vida lanzándo pelotas de goma mientras intentan nadar, está incluido.

1392596543265Y así fue. 15 personas resultaron fallecidas. Asesinadas, por el sistema que les empujó a abandonar sus lugares de origen o por la Guardia Civil española. Eso lo tendrá que determinar un juez, que ya ha pedido grabaciones sin manipular de lo que pasó en la frontera. Mientras, el Gobierno sigue defendiendo estos métodos, apoyados en cómplices mediáticos que nunca se imaginó tener (exacto, hablo de El País). El éxodo obligado de personas pasa de ser un drama, a un peligro. Pero no, no somos racistas. Ni xenófobos. Qué va.

Sigue leyendo “¿Racista yo? ¿Machista eso?”

Recoger los pedazos de sus vidas

Creo en las heroínas. Y en los héroes. No creo en los ídolos ni en los sabios locos. Pero sí que admiro y resalto la labor de miles, millones de personas que cada día hacen que el mundo sea un poquito menos horrible. Y no hace falta grandes gestas, sólo no mirar para otro lado. Desde recoger a un animal que necesita un hogar, hasta abrir un centro social ocupado. Desde hacer una recogida de alimentos, hasta gritar una vez más en una manifestación para defender los derechos de todas y todos.

Referencias Sociales
Referencias Sociales

Pero hay veces que esos héroes se juegan mucho más que su comodidad y su confort. Se juegan su salud, su vida y la de los que los rodean. Por eso hay veces que gusta descubrir (y difundir) históricas como la de Sor Angélica: una monja congoleña que ayuda a los refugiados. “Se requiere una especial atención para ayudarles a sanar y para recoger los pedazos de sus vidas”, cuenta la religiosa a través del blog del periodista y presidente de Agareso, Juan de Sola.

Oxigenen sus esperanzas.

Entrada completa: http://juandesola.org/2013/09/17/felicidad-contagiosa/

Refugiados, esas noticias que se enquistan

Qué difícil resulta oír hablar de hambrunas en los telediarios. Igual que los conflictos enquistados en África nunca salen en las portadas de los diarios. ¿Habeis escuchado hoy algo sobre los refugiados de cualquier parte del mundo en la radio? Yo no. Y no, no voy a entonar el discurso de los que los medios son malos, sólo responden a intereses y sólo buscan el espectáculo. Tampoco diré que eso sea mentira, pero si lo son es porque muchas veces las audiencias respaldan ese comportamiento. Nos rasgamos las vestiduras por lo que pasa en África, pero a duras penas reconocemos los distintos estados que componen el continente. África no es un país nos gritan desde los blogs internacionales de El País y parece que muchos no se enteran.

Resulta que tenemos y mucho que ver con lo que allí sigue pasando después de decadas de la descoloniación. Vemos claramente la culpa del Estado español en la situación de pueblos como el saharaui, pero ¿qué hay del resto? En Siria siguen matando como hormigas a todo aquel que se cruza con las milicias de Assad, sean rebeldes o no. En Sudán -que durante unos días saltó a la actualidad occidental más por las pocas noticias del momento que por el interés en sí-, sigue una tremenda lucha armada que los medios europeos destacaban alegremente bajo el titular de “Ha nacido un nuevo país”. Poco se oye de los piratas somalíes, pero siguen siendo miles los que mueren en el Cuerno de Africa huyendo de los radicales islamistas.

Lo mismo ocurría la pasada semana cuando en Mali se anunció la creación de un Estado islamista tras el derrocamiento del presidente y se amenazó con instaurar la Sharia. Los medios destacaban la importancia del hecho, no por los 160.000 desplazados a Níger o Burkina-Fasso por los combates, sino por la presencia de los cooperantes europeos secuestrados en el país. No es que no me preocupe la situación de estas personas -entre ellos Enric o Ainhoa que hacían una valiosa labor con los refugiados saharauis en Argelia-, sino porque la noticia se redujo a eso.

Entiendo la dificultad de hablar del hambre, la misería y nuestra pasividad, pero hoy toca. He hablado con otros cooperantes, los de Médicos Sin Fronteras, que sin recuersos y muchas veces arriesgando su vida siguen al lado de los que lo han perdido huyendo del conflicto o de los locales, que nunca tuvieron nada. Entrevista para Agareso:

http://www.agareso.org/es/entrevistas/item/950-%E2%80%9Ca-desnutrici%C3%B3n-no-sahel-deber%C3%ADa-considerarse-e-responderse-como-unha-cuesti%C3%B3n-de-sa%C3%BAde-p%C3%BAblica%E2%80%9D