Ecuador, vanguardia de las políticas públicas de bienestar animal

Publicado en Nueva Tribuna

La Oficina para los estudios de la Relación entre Animales y Humanos de la prefectura del Guayas (Ecuador), primera institución pública del mundo en este campo, ha sido premiada en Madrid por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos Animales.

Una de las cosas más difíciles de ver en el Congreso de los Diputados español es presentar una iniciativa que obtenga el respaldo de todos los partidos de la Cámara. Más aún, que esa unanimidad se traslade en el tiempo y quieran participar de una asociación para hacer políticas comunes. Contra todo pronóstico, eso existe y se llama Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos Animales (APDDA). Se trata de una asociación en que se ha logrado la mayor representatividad en varias legislaturas y que cada año premia iniciativas que luchan por los derechos animales. No contentos con las alianzas -para muchos imposibles- que han logrado en el Estado español, quieren seguir aumentando estas alianzas a nivel internacional. Por eso, el premio de la APDDA de este año va para ERAH, la oficina por el Estudio de la Relación entre Animales y humanos de la provincia ecuatoriana de Guayas.

_RMA7770

Este proyecto tiene muchos hitos que lo convierten en pionero a nivel mundial, pero sobre todas esas actividades destaca una: lo hacen desde lo público. La Prefectura del Guayas (algo así como una comunidad autónoma) ha sido la primera en tener un departamento de Bienestar Animal y Gestión Social, “poniendo uno antes de otro como símbolo”. Quién habla es su titular, Nathaly Toledo, periodista y activista que se metió en política convencida de que podía marcar la diferencia y que ha sido la responsable de recoger el premio de la APDDA ya que la oficina galardonada es de su competencia. “Necesitamos que esa labor se reconozca y rompa el silencio. Por eso, este premio, más al ser internacional, supone un espaldarazo a nuestro trabajo y nos dice que estamos haciendo bien las cosas”, me comenta cerca del Congreso de los Diputados donde este miércoles se hizo la entrega oficial.

nathaly toledo_APDDA

Toledo no tarda en destacar la importancia de Jimmy Jairala, prefecto de Guayas, como “la única persona en política que se preocupa por los animales”. Está claro que al menos, ahora son dos, porque Toledo ha dejado los platós de televisión y sus reportajes para encabezar la concejalía de Bienestar animal en Guayas, la provincia más poblada de todo Ecuador. De ahí su importancia y su mérito, ya que en este país las competencias en esta materia están repartidas entre el Gobierno estatal y los locales. “Buscamos la manera de que la Prefectura también pudiera hacer cosas por los animales”, comenta, sorprendida de que muchas cosas que ya hacen en Ecuador no suceden en España aún. Al menos no fuera de la iniciativa privada.

Es el caso de la gestión de colonias de gatos callejeros por el método CES (captura, esterilización y suelta, para controlar su número y las enfermedades). Mientras en España llevan años haciéndose, desde la administración solo se han dado pequeños pasos para regularidad la situación de estas y proteger a sus alimentadoras, pero muy poca ayuda o acción directa por parte de los ayuntamientos. “Nosotros hemos empezado a esterilizar colonias de cien gatos, pero hay hasta en las cárceles. De hecho, hace poco nos pidieron ayuda de la prisión de mujeres ya que allí hay unos 300 gatos”. Sorprende seguir escuchando cómo la directora del centro penitenciario se coordina con las reclusas para gestionar la alimentación, la medicación y el cuidado de los gatos, perfectamente organizados desde los más cariñosos a los más ariscos y salvajes.

“ERAH es la única entidad en el mundo que estudia la relación entre humanos y animales. Nos parece clave tener esta oficina de investigación, para así tener un respaldo científico en el que implementar las propuestas políticas y acciones concretas”, comenta, orgullosa. Además, el impulso de ERAH va mucho más allá, ya que habla de violencia, sin jerarquizar ninguna como más o menos importante. “Hemos logrado poner sobre la mesa la violencia contra los animales, contra los niños y niñas, contra las mujeres…a la par”, explica, consciente de que muchas veces estas violencias van unidas, unas preceden a otras y las soluciones tienen que tener en cuanta todas ellas. “Conocemos casos de mujeres que no se van de su casa cuando son maltratadas por sus mascotas y esto pasa porque los centros de acogidas acepten también animales”. Se trata de una demanda que en España está sobre la mesa también y que en algunos sitios se ha logrado pero solo de manera puntual. En este sentido, el próximo otoño verá la luz el primer estudio en Latinoamérica, fruto del trabajo del equipo de ERAH, donde se vincula maltrato animal y violencia machista. La clave será la detección precoz y la prevención.

El hilo de la prevención enlaza todas las investigaciones de ERAH, y muchas veces, además de extraer información, también logra una sensibilización. “Una de cada cuatro personas en Guayas manifiesta que ha maltratado o maltrata a los animales. Pero este dato no fue así al principio de la investigación, ya que muchos veían el maltrato únicamente como una agresión física. ERAH preguntó por las condiciones de vida de los perros: lo sacan a pasear, donde duerme, qué cuidados tiene, cuándo lo llevan al veterinario.. Y ahí es dónde surge la concepción de maltrato y el reconocimiento por parte de la población”.

Algo similar a los datos que recoge su estudio sobre la impunidad del maltrato: si ocho de cada diez personas reconoce haber visto casos de maltrato, solo uno de esos ocho denuncia. Otros datos que pueden sorprender, es la concepción de que los animales de raza otorgan estatus a sus familias: “Esto hace que nadie quiera adoptar a los mestizos, los de más edad o ya no hablemos si tienen alguna discapacidad”.

_RMA8180

(Foto: ©Ruth Montiel)

La prefectura del Guayas también puede presumir de una cosa: es la única de todo Ecuador que cuenta con un servicio público de rescate animal. Y es que los efectos del abandonos de perros y gatos en la calle es considerado por la población como un problema social: “Tenemos que priorizar las urgencias que atendemos, porque solo en nuestra zona hay más de 500.000 perros abandonados”. No solo perros y gatos se benefician de estas políticas públicas de bienestar. Empezaron ayudando a caballos heridos, muchas veces por el tráfico, aunque actualmente estos casos solo se dan en el rural. Y de ahí surgió, otra de las iniciativas pioneras de ERAH: el centro de equinoterapia municipal, que además de rescatar a los caballos y proporcionales cuidaos, también hace funciones sociales y es gratuito.

Ante la incapacidad de cambiar de la noche a la mañana la realidad de los animales, ERAH y los servicios municipales que derivan de la oficina, impulsan la sensibilización y la capacitación. Primero, educar a los más pequeños de que los animales no son pertenencias y que hay que cuidarles. “Impulsamos la no compra, la adopción responsable, el valor de los perros mestizos, que la discapacidad no es un motivo de rechazo, la importancia vital de la esterilización para acabar con el aumento de animales en la calle, etc”. Segundo, porque ayudarán desde ahora a formar a los funcionarios de otros municipios para crear sus propias políticas municipales. “Intentamos que hubiera un cambio de ley a nivel estatal y hemos logrado que todos los municipios tengan que hacer sus propias leyes en tema animal”, comenta la regidora, destacando que en Ecuador tiene mayor protección la naturaleza que los animales y por eso ha sido difícil desarrollar una ley integral o cambiar el Código Civil para pasar de falta a delito el maltrato animal.

_RMA7821

(Foto: ©Ruth Montiel)

“Cada vez hay más rescatistas y personas que se preocupan por los animales”, comenta. Por eso, no es de extrañar que otra de las iniciativas haya sido un servicio de voluntariado por los animales, donde la ciudadanía quiere ayudar a la Administración a hacer cosas: “Antes eso nunca pasaba”. Igual que cada vez crece más el interés entre los ciudadanos, también se proyecta en la esfera pública: “Cada vez son más los personajes públicos y políticos que se apuntan a las campañas por el bienestar animal, pero ya veremos si es una preocupación real o interés por votos”.

De momento, se va de España con alianzas reforzadas, aprendiendo otra forma de luchas por los animales y con el mensaje claro de que van por el buen camino.

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s