Carmen Montón: “Antes se hablaba de Valencia por la corrupción, ahora se habla de acuerdos”

Publicado en El Socialista Digital 

7d0b50375eb018c65d414916925e128b_XLCarmen Montón (Burjasot, Valencia, 1976), salta a los medios cada vez que una mujer es asesinada por el hecho de ser mujer, pero desde su cargo como Secretaria de Igualdad del PSOE trabaja todos los días para que esas apariciones sean cada vez las menos. Ella reconoce que es una secretaría muy importante en el partido: “La igualdad está en el ADN del Partido Socialista. La transversalidad es vital en las políticas socialistas y además somos muy valientes con nuestros posicionamientos”. Además, desde hace un año es Consejera de Sanidad Universal y Salud Pública en la Generalitat valenciana, un nombre que es “una declaración de intenciones en sí misma”, reconoce. Dos mundos que se tocan en muchos momentos, como la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo o el acceso no discriminatorio a la reproducción asistida pública. Recuerda con ilusión los más de diez años que pasó como diputada, los proyectos en los que pudo participar y dice, con entusiasmo, que el socialismo y el feminismo le vienen de familia.

Usted se afilia con 16 años a las Juventudes Socialistas.

El socialismo ha estado siempre en mi familia. Mi padre ha militado en la agrupación de mi pueblo, Burjasot, y mi madre ha sido una activista feminista toda su vida, por lo que la política siempre ha estado en la familia.

¿Se veía como concejala en su ayuntamiento en ese momento?

No, ni muchísimo menos. Te afilias para portar tu granito de arena y para expresar tu opinión dentro de la familia socialista. Con 16 años, 18 años, estás pensando en estudiar y, en mi caso, entrar en una carrera con una nota muy exigente, Medicina.

A lo largo de su carrera ocupa cargos relacionados con cultura, ONG, igualdad, ¿Cómo se compagina con Medicina?

Pues cómo se puede y como mucha gente hace: trabajando y estudiando a la vez. Intentas ir aprobando las asignaturas, a la vez que estaba en el ayuntamiento como concejala de Cultura. Siempre quise estudiar Medicina y, al final, todo lo que estudias lo integras en tu vida.

Es una carrera atípica entre los diputados españoles…

Puede haber bastantes abogados, pero también hay médicos. Cunado estuve como diputada, casi todos los compañeros socialistas de la Comisión de Sanidad eran médicos y médicas. Hay grandes profesionales de la Salud que están en cargo políticos.

Cada vez que hay un crimen machista es la encargada del comunicado de repulsa, pero su cargo como Secretaria de Igualdad del PSOE tiene más cometidos.

La Secretaria de Igualdad dentro del PSOE es muy importante. No solo por su posición dentro de la Ejecutiva, está a primer nivel, si no también porque la igualdad está en el ADN del Partido Socialista. La transversalidad es vital en las políticas socialistas y además somos muy valientes con nuestros posicionamientos: hemos sido el primer partido en España en decir no a la prostitución; en oponernos a los vientres de alquiler porque los niños no se compran, ni dentro del vientre ni fuera; en posicionarnos por la igualdad salarial; en dar valor a los cuidados como un trabajo invisible pero imprescindible para la sociedad. Todo esto viene de la mano del PSOE, junto con las reivindicaciones históricas como la interrupción voluntaria del embarazo, la lucha contra la violencia de género y la igualdad real.

La Ley Integral contra la Violencia de Género fue un hito pero hace ya doce años que se aprobó. ¿La rejuvenecería de alguna manera?

Yo la aplicaría. Todavía está sin aplicar el capítulo dedicado a la Educación y hay que aportar fondos para su aplicación completa. El Partido Popular hizo unos recortes de más del 20% de la dotación y ni ha puesto en marcha los capítulos de prevención educativa. Además, no está fortaleciendo el papel de los ayuntamientos, que es por donde entran muchas víctimas de los malos tratos en el sistema de protección, y luego está la Justicia. Esas sentencias que muchas veces escuchamos y nos ponen los pelos de punta. Un mensaje desalentador a las mujeres que sufren violencia y que ven que no se cumple las condenas o disminuyen las órdenes de alejamiento.

¿Qué opina del papel de las asociaciones y de los medios de comunicación este tiempo?

Las asociaciones de mujeres y de lucha contra la violencia de género no han parado de trabajar y han sido quienes han mantenido la lucha en estos cuatro años de Gobierno del PP. Rajoy solo fue capaz de ir a hacerse la foto en el servicio telefónico del 016 en la anterior campaña electoral, cuando se ha despreocupado indolente de la violencia de género durante su mandato. A los medios de comunicación les recordaría que la violencia machista no solo puede estar en las noticias, si no que también se traslada a través de la publicidad, de los anuncios de prostitución y en todas las cuestiones que cosifican a la mujer. Les quedaría mucho margen por hacer para arrimar el hombro por la igualdad.

Una de las críticas a la Ley Integral es que agresiones como la de un cliente contra una mujer que ejerce la prostitución no está contemplado al no ser una relación sentimental. ¿Qué opina del término feminicidio?

Nosotros suscribimos este término. La ley violencia de género habla de las relaciones sentimentales y afectivas entre víctima y maltratador, pero no podemos olvidarnos de que muchas agresiones machista se producen fuera de este concepto. Como puede ser la prostitución. Por eso tenemos que abrir la mente y reconocer y proteger de alguna manera a estas mujeres.

 

Compagina dos cargos importantes: el de Secretaria de Igualdad en el PSOE como hemos comentado y el de consejera de Sanidad Universal y Salud Pública en la Generalitat valenciana. Un titulo que dice mucho de los objetivos.

En efecto. Es una declaración de principios, en sí misma. Los primeros 15 días ya se derogaron los decretos de exclusión sanitaria, como el 16/2012, y se recuperó la universalidad de la Sanidad. La Igualdad tiene que estar presente en todos los ámbitos de la vida y, por su puesto, también en la Salud. No podemos hablar de universalidad, sin tener en cuenta la cuestión de género. Es el punto diferenciador del proyecto del Consell y e la propia consejería.

¿Cómo estaba la Sanidad valenciana a su llegada después de tanto años de gobiernos del PP?

Hemos tenido que poner ‘la casa en orden’. Sobre todo estamos apostando por gestionar de manera más eficiente, desterrando prácticas que tanto nos avergüenzan, pero nos hemos centrado en recuperar derechos. Como acabar con el copago que impuso el gobierno de Mariano Rajoy y apostar por la Sanidad Pública: dando más estabilidad a los trabajadores, con parámetros de transparencia y participación de los usuarios, que opinen y compartan su mejora.

Uno de los puntos en común entre Sanidad e Igualdad podría ser la ley de interrupción voluntaria del embarazo, en la que usted ha sido muy activa en su defensa.

Mariano Rajoy dejó fuera de la protección a las mujeres de 16 y 17 años donde no pueden decidir por sí mismas, poniendo a la merced de la voluntad de sus padres incluso cuando hay desarraigo, malos tratos, violencia intrafamiliar o coacciones. Incluso en esas situaciones ahora se le exige la autorización, es algo que hay que cambiar cuanto antes. Antes, hay que recordarlo, existía el acompañamiento de los padres pero la excepción garantizaba la seguridad e las mujeres más jóvenes que estaban en mala situación familiar.

Una de las formas de evitar abortos es evitar embarazos no deseados.

Exacto. En la Comunidad Valenciana hemos vuelto a poner la píldora del día después gratuita, porque acompañado de educación y prevención en los centros de planificación evitamos embarazos no deseados. Desde 2009 no se ofrecía este recurso sin coste y es necesario para reducir el número de abortos.

Otro de los caballos de batalla entre competencias autonómicas e igualdad ha sido la reproducción asistida. ¿De qué manera podemos garantizar que no se discrimine por orientación sexual o estado civil?

En la Comunidad Valenciana hemos eliminado el veto a las mujeres solas y a las mujeres lesbianas para que puedan acceder a las técnicas de fertilización en la Sanidad Pública. Desterramos todos los prejuicios morales y damos la bienvenida a todas las formas de familia. Lo deseable es que se eliminara el decreto 16/2012. En esa norma tenemos la discriminación a las mujeres en la reproducción asistida, en el acceso a la Sanidad, el copago, etc. Muchos recortes en derechos, sin ahorro económico.

Una de las banderas del PSOE es la Igualdad y frente al 26J se está demostrando con, por ejemplo, las ‘listas cremallera’. ¿Qué le diría a todos aquellos que no lo encuentran necesario?

Les diría que no saben en que país viven, ni en qué época. El siguiente paso debería ser incluir las ‘listas cremallera’ en la Ley de Igualdad, que fuera obligatorio para los partidos y que se incluyera la paridad en las instituciones. Las mujeres somos el 50% de la sociedad y debemos normalizar nuestra presencia en los cargos de responsabilidad.

Usted fue diputada por Valencia durante más de diez años. ¿Echa de menos la dinámica del Congreso? ¿Volvería a ser diputada?

Son épocas distintas. En ese momento tuve la oportunidad de trabajar mucho, de colaborar en proyecto realmente importantes, como la ley del matrimonio igualitario, cuestiones de Salud, Justicia, la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Tuve la oportunidad de conocer a muchas personas e involucrarme en proyectos de envergadura.

No hemos parado de oír sobre el ‘gobierno a la valenciana’. ¿Cómo se ha vivido desde la Comunidad Valenciana que se ponga en valor este pacto?

Cuando se hablaba de esta comunidad era para hablar de corrupción y ahora, se habla de acuerdos. Totalmente distinto y desde luego me gusta más que hablen de nuestra tierra por un gobierno del cambio que por otro que está en los tribunales día sí día también. Nosotros aquí lo hemos echo posible, aunque también es cierto que aquí los demás partidos fueron mucho más generosos que en el acuerdo por el Gobierno de España.

¿Qué espera que ocurra este 26J? ¿Y qué espera del futuro?

Espero que el Partido Socialista tenga mayor fortaleza para liderar el cambio político que necesita España. Que la ciudadanía vea que el PSOE tiene una voluntad verdadera de cambio. Respecto a mi, veo lejos el final de la legislatura autonómica. Veo más el trabajar en el presente, por la sanidad universal para todas y todos los valencianos, levantar esa hipoteca reputacional y ese déficit de participación ciudadana que nos ha dejado el Partido Popular.

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s