Mujeres israelíes llevan a palestinas a la playa

Mucho mas que un viaje a la playa

Disenso

Asustadas al principio, luego abriendo sus ojos de alegría, las mujeres y las niñas se bañaron en el mar, riendo, chapoteando y uniendo sus manos, golpeadas por las olas.

Las mujeres eran palestinas del sur de Cisjordania, un territorio sin acceso al mar y cuyos habitantes tienen prohibido entrar en Israel. Ellas y las doce mujeres israelíes que les condujeron hasta la playa se arriesgaron a ser acusadas de un delito penal. Eso es, precisamente, parte de lo que persiguen: protestar por lo que ellas, palestinas e israelíes, consideran leyes injustas.

En la machacante rutina de las relaciones entre israelíes y palestinos —no hay negociaciones, las recriminaciones son mutuas, la distancia entre ellos se agranda, al igual que la deshumanización—, el viaje ilegal es algo extraño que une el más sencillo de los placeres con la más compleja de las políticas. Muestra por qué la coexistencia aquí es difícil, pero…

Ver la entrada original 464 palabras más

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s