El indulto, esa popular forma de reírse en nuestra cara

carromero moratalazQue va a dar igual. Que lo van a hacer de todas formas. Pero que el indulto de Carromero se vaya a llevar presumiblemente a cabo aunque todos los informes técnicos lo desaconseje, no nos va a sorprender. Por un lado por el caso, pero también por la naturaleza de este tipo de ‘perdón’ extrajudicial y de este gobierno. Sólo un aperitivo para reflexionar: ¿Quién le fue a visitar nada más llegar a la cárcel? Pues eso.

Podemos empezar por recordar que los indultos siempre fueron frecuentes en los llamados criminales de ‘cuello blanco‘, ladrones a gran escala, prevaricadores, políticos corruptos. Y además lo hacen a pares. En sólo cuatro meses el año asado hicieron un ‘aquí no ha pasado nada’ con once condenados. Sí, había alcaldes, concejales, del PP y de CiU. Sólo es un caso. Y el PSOE no está libre de culpa. De hecho aprovechó sus últimas horas en el poder (en funciones) para devolverle ‘favores’ a banqueros, como Botín o a la directiva de Caja Rural de Ciudad Real.

Pero hay veces que estos ‘perdones’ duelen más. Y lo hacen cuando entre los delitos figuran asesinato o tortura. Sólo hace falta poner en un buscador ‘torturas’ e ‘indulto’ para que un cuerpo policial: los Mossos d’Esquadra. El último, un agente condenado a cuatro años de inhabilitación por detener sin motivo alguno y propinar varios golpes a un anciano en Esplugues de Llobregat. Y se puede recordar la sentencia contra cuatro mossos por torturar a un ciudadano rumano.

¿Castigo o premio?

Pero volviendo a Carromero, ese asesor del PP y miembro de Nuevas Generaciones que si no fuera el responsable de la muerte de dos personas igual no hubiéramos sabido nunca de su existencia. Y fue condenado por homocidio imprudente por la “falta de atención al control del vehículo, el exceso de velocidad y la incorrecta decisión de aplicar los frenos de manera abrupta en una superficie resbaladiza las causas que determinaron este trágico accidente”, según la sentencia textual.

Pero el Gobierno de España no solo ningunea las pruebas oficiales, si no que ignora que el pequeño popular carece de licencia para conducir por haber perdido todos sus puntos al ser cazado conduciendo con exceso de velocidad y no prestar toda la atención a la carretera (o lo que es lo mismo, por estar usando el movil). Vaya, parece que sorprendente del todo no era. Pero en lugar de ser cautos, le extraditan, le sacan de la prisión en tiempo récord y le ascienden.

Desde luego, da que pensar sobre el concepto de Justicia que maneja el PP, además de poder insinuar a mentes muy malvadas que el trato a Carromero se parece más a una recompensa por matar opositores cubanos que a un castigo. Mentes muy maladas, insisto.

 

http://wiki.15m.cc/wiki/Lista_de_indultos

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Un comentario en “El indulto, esa popular forma de reírse en nuestra cara”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s