Deshidratación o diabates, el dilema de América Latina

Situémonos: un país de América Latina, 40 grados de temperatura, un altísimo grado de humedad y la necesidad continua de hidratarse. ¿Puedes imaginarte qué pasa a la larga si con esas circunstancias tiene más fácil el acceso a una Coca-Cola que al agua potable? La respuesta es obesidad y diabetes. Es el problema creciente al que se enfrenta toda la región, desde México (con el 68% de su población con sobrepeso), a Puerto Rico (con un 13% de diabéticos del total de su población) pasando por Chile, Cuba, Costa Rica o Uruguay. 

El consumo de refresco aumenta tanto como la diabetes en México
El consumo de refresco aumenta tanto como la diabetes en México

Que ya no hablemos de la obesidad como un problema de la abundancia, pasa por la pérdida de tradiciones culinarias, el sedentarismo y la comida procesada. ¿No te resulta extraño que una hamburguesa cueste más que una pieza de brécol? La respuesta está en la producción, la calidad y el valor real de lo que comemos. En España como en muchos países de América Latina, la obesidad se debe a la ingesta de comida muy calórica, pero baja en nutrientes. Uno de estos productos estrellas son las bebidas azucaradas.


Aumenta el consumo de refrescos, el acceso al agua no mejora y los únicos beneficiarios de esta situación son las empresas productoras. Ante esta situación, medio centenar de asociaciones civiles ha propuesto al presidente mexicano, Peña Nieto, que cree un impuesto a las refresqueras para frenar la venta y, a la vez, conseguir recursos para proveer de agua purificada a las comunidades más empobrecidas y cubrir los tratamientos médicos que la diabetes y la obesidad ocasionan. Una idea que, por un motivo u otro, han tomado como propio el Gobierno catalán de CiU y su socio ERC, que ya han anunciado una penalización fiscal similar.

Más datos sobre el problema en América Latina en el reportaje que he escrito para Agareso en su web.

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s