Un voto, dos botes, mil abstenciones

Me planto en la mal llamada ‘jornada de reflexión’. Yo lo llamaría día del respiro porque, como si de los 70 se tratara, los partidos se han dedicado durante semanas a recorrer la ciudad en la que vivo con furgoneta-megáfono a grito pelao y alguna gaita. Después de eso, esperaba que mi vid digital también se tranquilizara, pero no. “Tienes que votar”, “No a la abstención”, “No votes nulo”, “El voto en blanco sólo beneficia al PPSOE”, “Vota alternativas al bipartidismo”, etc, etc, etc.

Pero sigo pensando que la única manera de deslegitimar este sistema desequiibrado, injusto, dónde los votos no valen lo mismo, dónde el sistema de reparto no es equitativo, dónde se ríen de nosotros cada vez que piden el voto…es no participando. Ya lo hice las las anteriores veces, e incluso, las dos veces que me tocó estar en la mesa electoral. Porque la abstención es una opción democrática, de las más democráticas, y no tiene nada que ver con no mover el culo hasta el colegio electoral.

¿Porqué la persona que decide votar no tiene que explicar su voto y los que nos abstenemos tenemos que enfrentarnos a críticas y juicios de valor preconcebidos? Si no participo en este circo mediático no solo no pierdo mi derecho a exigirle al sistema, si no que amplío ese derecho ya que no lo he legitimado con mi voto. Los que se quejan de la aritmética del voto y votan, ¿Qué mensaje envían? ¿Que siguen pasando por el aro?

Reconozco que hay propuestas con las que coincido y programas que espero que se cumplan, pero ¿realmente alguien piensa que Rajoy será quién gobierne? ¿Qué los votos frenarán la tecnocracia? Ojalá!

Porque al final de la campaña, los candidatos de uno y otro lado solo se esfuerzan en una cosa: en exigirnos votar. Entre otras muchas cosas porque el dinero que sus organizaciones dependerá de las personas que depositen su voto. No del que las apoye. ¿Qué clase de legitimidad tendría un sistema electoral en el que no participa ni un 25% de la población? Fácil: ninguna.

Autor: lauralruiz

Periodista. Busco los matices que nunca aparecen en los medios convencionales y que, en la mayoría de los casos, son las verdaderas noticias.

Un comentario en “Un voto, dos botes, mil abstenciones”

  1. Pacma : )

    Qué gusto da leer tus pensamientos a través de mis ojos.
    Y qué acertada la perspectiva sobre legitimar o no el voto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s