Uribe: Ni muerto, ni de parranda

“¡Qué gracia! Que si la derrota de Uribe, que si el fin del Uribismo, que si el expresidente castigado…Nada de nada”. Así de rotundo se muestra el abogado colombiano Waldir Sinisterra cuando lee el análisis que han hecho los medios españoles y europeos de las últimas elecciones regionales en Colombia. “Uribe ha jugado al divide y vencerás en estas elecciones, porque él sigue manejando todos los hilos”, explica Waldir, quien desde hace varios años llegó a Lugo huyendo de las amenazas de muerte en su país. Por eso su opinión tiene una relevancia muy alta: él conoce las conexiones entre el expresidente y los corruptos, los parapolíticos, los señoresd e la droga. Precisamente esos conocimientos y su defensa de los Derechos Humanos hicieron que los sicarios intentaran acabar con su vida en dos ocasiones y secuestrarlo en otra.

Cartel propagadístico de UsecheWaldir y su familia residían en el Valle del Cauca, una de las regiones donde más creció el poder de los grupos paramilitares en los anteriores ocho años de Gobierno. “En mi provincia, había dos principales candidatos a gobernador: Jorge Homero, conservador y Ubeimar Delgado, liberal. Despúes apareció Héctor Useche, político muy polémico por sus relaciones con la familia Abadía, los parapolíticos y narcos”. El letrado explica que en Colombia es corriente las alianzas entre candidatos si su programa se asemeja. Eso fue lo que ocurrió con Homero y Delgado, a quienes las encuestas daban una mayoría sin problemas. Entonces llegó Uribe. “Engatuso a Homero convenciéndole que podría gobernar en solitario si se presentaba con sus apoyos”. Divide y vencerás. Useche se hizo con el poder. “Ganó el verdadero candidato de Uribe”, sentencia Waldir.

Lo mismo ocurre con Santos. Mientras los medios en Europa piensan que el actual presiente reniega de la etapa uribista, los colombianos saben que lo que hace es tapar los escándalos en los que él también está inmerso. “¡Cómo no va a cerrar el DAS! Las escuchas -relata el abogado amenazado- se hicieron por orden del jefe del Estado y del Ministerio de Defensa, cuando Santos era ministro. Lo que pasa que no contaban con que los cargos intermedios hablasen y solo les queda tapar”.

Aunque lleva poco más de un año en el poder, Santos ya piensa en la reelección. “Es una locura. Lleva todo el mandato prometiendo a izquierda y derecha y llegará un momento en el que se tenga que decantar. Santos está convirtiendo Colombia en una olla a presión que no tardará en estallar”. Cuando se le pregunta a Waldir si piensa volver a Colombia el rostro le cambia: “Llevaba todo el verano valorándolo, pero solo en octubre asesinaron a tres compañeros míos”.

La entrevista completa aquí (Site de Agareso, Reporteros Solidarios de Galicia)

Un comentario sobre “Uribe: Ni muerto, ni de parranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s